Cerrar la brecha

Dentro del paisaje de este mágico lugar, próximo al río Sinú, sobresale una obra que pareciera un "homenaje" a la clase política tradicional de nuestro país. Se trata de un puente vehicular de un solo carril que tiene como antesala un anuncio que dice:“Semáforo Humano”. Columna de El Colombiano 9 de julio de 2017. 

 

La Doctrina es un corregimiento ubicado en la profundidad de la costa norte de Colombia que se encuentra en el departamento de Córdoba, rumbo al municipio de San Bernardo del Viento. Su gente es cálida y cuenta con un privilegiado distrito de riego que permite acompañar las iniciativas de desarrollo rural.

Esta tierra maravillosa hace parte de otra Colombia. Un lugar donde las brechas sociales se acentúan y donde la pobreza y la falta de bienes públicos de calidad pareciera que condenan a sus habitantes a una trampa sin salida que los aleja de las oportunidades. Al igual que otras regiones apartadas, en La Doctrina se ve con admiración el talante de sus habitantes, la capacidad de sobreponerse a las adversidades y no dejar de transmitir un emocionante sentimiento de felicidad que mantiene viva la ilusión posible del progreso.

Dentro del paisaje de este mágico lugar, próximo al río Sinú, sobresale una obra que pareciera un homenaje a la clase política tradicional de nuestro país. Se trata de un puente vehicular de un solo carril que tiene como antesala un anuncio que dice:

“Semáforo Humano”, para informar que ante el absurdo diseño del puente existe una solución comunitaria. En la parte alta del puente —único lugar desde el que se puede tener perspectiva del tráfico en cada extremo, gracias a su accidental diseño— una persona que reclama propina por su servicio, da la vía a cada lado del puente con una bandera roja y otra verde, apelando a los colores y señales del semáforo.

¿Qué pasó con el puente? ¿Fue diseñado así? ¿Se hizo sin apropiar los recursos necesarios para dos carriles? ¿Se robaron la plata? Esas son las preguntas que diariamente se hacen los pobladores y conductores que celebran el ingenio de los habitantes ante el desgreño administrativo.

Esa realidad de La Doctrina es una realidad en todo nuestro territorio. Las brechas entre el campo y las ciudades son abismales. Las brechas entre la mayoría de la población y las minorías étnicas y las brechas entre estratos sociales para acceder a bienes públicos son marcadas y agudas y si no las corregimos con políticas de Estado de largo plazo son una bomba social.

La agenda de equidad que debe abordar Colombia demanda en efecto que mejoremos la educación y la salud para que, en corregimientos como La Doctrina, mejoren la calidad de vida de sus habitantes. Pero cerrar la brecha implica que la política cambie y que la corrupción pueda ser derrotada porque este cáncer medra cual rémora los recursos públicos evitando que cumplan su propósito cuando se asignan.

Cerrar la brecha en esta Colombia requiere inversión privada en el desarrollo agroindustrial que genere asociaciones con pequeños productores que dinamicen el empleo y que consoliden ingresos permanentes. Para que la inversión llegue a La Doctrina se necesitan incentivos asociados con la generación de empleos permanentes y cadenas productivas, al igual que permitir que algunos impuestos se puedan pagar con obras en beneficio de la comunidad y con el liderazgo de la comunidad.

La construcción de la equidad en nuestro país requiere pensar y actuar en esa otra Colombia de gente maravillosa y con deseos de salir adelante, pero que, muchas veces, termina siendo condenada al abandono por los mismos políticos que reclaman aplausos y gratitud por un puente mal construido.

Nuestra tarea por delante es cerrar la brecha y no podemos desfallecer en ese empeño, trabajando con las mismas comunidades que ante los errores de sus dirigentes han hecho posible un semáforo humano en pleno siglo XXI.

http://www.elcolombiano.com/opinion/columnistas/cerrar-la-brecha-DJ6874353


2 Comentarios

Please check your e-mail for a link to activate your account.
Your Website Title

Posted by Facebook
<
>
Ivan Duque Facebook Live