El silencio nos hace cómplices: senador Iván Duque

Bogotá, 14 de abril de 2015. “El silencio nos hace cómplices, esa es la consigna que tenemos hoy en los carteles que anteceden estas curules. ¿Debería un ciudadano de bien guardar silencio si es testigo que su vecino constantemente golpea a su esposa y abusa de sus hijos?

El silencio en esa situación no sería nada más que la validación flagrante de una situación deleznable y lo mismo le ocurre a los estados democráticos cuando ven que un país vecino aniquila constantemente las libertades individuales y carcome las instituciones independientes. 

Por esa razón, la declaración que dejaron 26 expresidentes de América Latina, que muestra la diversidad ideológica que motiva la preocupación por Venezuela es una denuncia necesaria sobre la violación de los Derechos Humanos, sobre la forma como los medios independientes han sido capturados por el Estado y como los poderes judiciales son la más viva expresión del servilismo al servicio de una satrapía sangrienta.

Por esa razón, esa declaración de los jefes de Estado no puede ser motivo de indiferencia ante un Congreso como el nuestro, la situación de Venezuela no es la causa de ningún partido político sino la más valida defensa de las instituciones democráticas que está misma institución representa. Nos parece que las circunstancias que están aconteciendo en el vecino país con los líderes opositores como Leopoldo López, como Antonio Ledezma y muchos más amerita que los cuerpos legislativos de los países vecinos no permanezcan indiferentes. 

Y también, es necesario advertir que la situación económica de Venezuela presionada por un régimen que ha manejado irresponsablemente las finanzas públicas, que hoy ve aniquilar cada vez más la generación de empleos va a terminar ocasionando una peligrosa crisis humanitaria que tarde que temprano va a tocar las puertas de las fronteras colombianas.

Hoy más que nunca, apreciados senadores, es necesario que este Congreso le dé la oportunidad a los hermanos venezolanos para que vengan a este recinto y nos hagan una pequeña descripción de la situación económica, social, de Derechos Humanos, exacerbación de las libertades por parte del Estado y que este Congreso produzca una declaración formal invitando a que el ministerio de Relaciones Exteriores se pronuncie, que invite al diálogo que sea necesario pero que ante todo haga respetar los lineamientos, los parámetros, los principios que Colombia defendió cuando lideró la Carta Democrática al interior de la Organización de Estados Americanos, el silencio nos hace cómplices y este Congreso no puede ser cómplice de la situación de Venezuela.

Muchas gracias”. 

Video de la intervención: