El Diccionario de las Farc

Si las FARC quiere construir la paz debe pedir perdón, arrepentirse, aceptar culpas.

No hay duda alguna que las FARC se sienten vencedoras con los acuerdos logrados hasta ahora en La Habana. Su alegría obedece a que pretenden lograr un nuevo lenguaje donde salen reivindicadas ante la historia. Tanto cinismo se encuentra contenido en las entrevistas y declaraciones de sus cabecillas, así como en el absurdo enfoque que le quieren dar a los acuerdos. Bajo la lógica de sus argumentos así quedarían algunas palabras de su

Crímenes de Lesa Humanidad: Falsas imputaciones formuladas contra los Comandantes de las FARC por daños colaterales causados en el legítimo ejercicio de sus funciones revolucionarias.

Comisión de la Verdad: Comisión especial creada a solicitud de las FARC para examinar las causas de la lucha rebelde de esa organización y la brutal represión del Estado con el apoyo de empresarios, civiles y grupos paramilitares.

Elegibilidad Política: Derecho ganado por los comandantes de las FARC, gracias a su constante lucha por la reivindicación de los derechos de los campesinos y la lucha contra la oligarquía y el imperialismo.

Estatuto de Roma: Mecanismo Jurídico Internacional impulsado por las grandes potencias que no es aplicable para las FARC, debido a que se refiere a crímenes de Lesa Humanidad jamás cometido por sus cabecillas.

FARC: Organización rebelde e insurgente que ha luchado durante varias décadas por la reivindicación del sector rural, los pobres y los marginados de Colombia.

Justicia Especial para la Paz: Jurisdicción Especial creada a solicitud de las FARC, con la participación de jueces extranjeros para ser juzgados de conformidad con sus condiciones y asegurando que militares y civiles también comparezcan ante la misma, bajo los mismos estándares.

Narcotráfico: Mecanismo legítimo de financiamiento de lucha insurgente en contra de la opresión de los latifundistas a los trabajadores del campo. También reconocido como mecanismo de ataque al imperialismo de los EEUU.

Secuestro: También conocido como impuesto de guerra, utilizado por las FARC para financiar sus nobles actividades insurgentes a favor de los desposeídos de Colombia.

Terrorismo: Práctica adelantada por el Estado, los grupos Paramilitares y la oligarquía para contener la causa rebelde, insurgente y revolucionaria adelantada por las FARC.

Víctimas: Grupo de personas afectadas por las legítimas causas revolucionarias de las FARC a las cuales el Estado debería indemnizar.

Zonas de Concentración: Zonas privadas de fuerza pública y donde las autoridades solo pueden entrar con el aval de las FARC para ejercer la aplicación de la Constitución y la Ley. También se refiere a zonas con posible mutación a Terrepaz, Jurisdicciones Electorales, corredores territoriales con hermanos países Bolivarianos o Zonas de Reserva Campesina.

Zonas de Reserva Campesina: También conocidas como Zonas Especiales de Despeje donde las FARC adelantarán su propio modelo de organización socioeconómica con el aplauso del gobierno y la comunidad internacional.

El pueblo Colombiano en desarrollo del derecho a la paz puede buscar soluciones para fomentar el desarme, la desmovilización y la reinserción de los grupos armados ilegales, tal como lo han hecho muchos gobiernos. No obstante lo que debe primar es el reconocimiento del Estado de Derecho y la naturaleza de criminalidad que tienen esas organizaciones.

La evidencia nos permite concluir que las FARC son una organización que ha practicado el narcotráfico como delito autónomo, el terrorismo, el secuestro, el reclutamiento de menores y que tiene en sus cabecillas grandes responsables de delitos de lesa humanidad.

Si las FARC quiere construir la paz debe pedir perdón, arrepentirse, aceptar culpas y que sus cabecillas estén dispuestos a someterse a penas carcelarias. Tratar de cambiar el lenguaje, las instituciones y las normas para lavar su historial de sangre será rechazado por un amplio sector de la ciudadanía para los cuales las cosas son lo que son y no lo que las FARC nos quieran hacer creer.

Kienyke
Bogotá, Colombia
Edición: Digital


1 Comentario

Please check your e-mail for a link to activate your account.