El momento de las Empresas B

Hoy en el mundo hay miles de empresas B y Colombia no es la excepción. En nuestro país tenemos empresas como María Panela, Alcaguete, Ecoflora, Crepes & Waffles y Siembra Viva que demuestran sus alcances sociales conectándose con miles de consumidores que se convierten en militantes activos de las marcas por su beneficio social. Por: Iván Duque Márquez. Revista Portafolio 26 de octubre de 2017.empresas b ivan duque

 

Las Empresas B son una verdadera revolución del capitalismo. Se trata de una nueva visión corporativa donde lo que define a la empresa no es solo el objetivo de alcanzar utilidades económicas, sino el de producir simultáneamente beneficios a la sociedad.

Bajo este paradigma surgió un modelo de negocios que se tornó en una comunidad empresarial donde existen compañías como Ben & Jerry’s, Etsy, Natura, Alter Eco y Agua Clara. Ellas logran –son más de 2.000 en el mundo- desarrollar un modelo que define a la empresa como un mecanismo eficaz para mejorar la calidad de vida, prevenir enfermedades, fomentar buenos hábitos, prevenir el cambio climático, profundizar las energías renovables, contribuir a la búsqueda de empleo para la juventud, entre otras.

Pero las empresas B son mas que eso. También son sus características el aplicar una cultura de ética y gestión corporativa que mejora las relaciones laborales entre empleadores y empleados, un esquema de responsabilidad en las relaciones con proveedores, técnicas de producción con altos estándares sociales y ambientales y muchas mas practicas ejemplares.

¿Cuáles son algunos de los distintivos de las empresas B? Entre las que han sido enumeradas por la comunidad certificadora internacional llamada Sistema B, que han sido difundidas por el autor Ryan Honeyman se encuentran: Políticas de remuneración que reducen la brecha entre altos ejecutivos y trabajadores regulares. Emplear madres cabeza de familia o población discapacitada en su fuerza laboral. Generar esquemas de representación de trabajadores en la junta Directiva de la empresa. Adelantar estructuras de reparto de utilidades que incluyan a los trabajadores. Crear condiciones de capacitación continua de la fuerza laboral. Desarrollar productos y servicios cuyo impacto en la sociedad mejoren la calidad de vida de la comunidad.

La combinación de estas condiciones hacen de las empresas B algo especial, debido a que estas medidas son voluntarias y no tienen como aliciente valerse de excepciones tributarias o de gabelas gubernamentales. Sus medidas de ética empresarial son por vocación y sostenibles dentro de un modelo de negocio innovador, transparente y motivado por la contribución a un mundo mejor.

¿Cómo se llega a ser una empresa B? Por medio de una certificación rigurosa que involucra una supervisión minuciosa de todas las condiciones que se quieren acreditar. Una vez se obtiene la certificación, la empresa se incorpora a una comunidad global denominada Sistema B, donde las empresas se apoyan, comparten, se asocian y diseminan sus productos para generar un entorno de solidaridad, dentro de una cultura capitalista consciente.

Para afianzar el rigor de este modelo empresarial las Empresas B tienen un sistema exigente de rendición de cuentas y producen reportes anuales donde describen todos los impactos sociales con el mismo peso que se le otorga a los rendimientos financieros para socios e inversionistas.

Hoy en el mundo hay miles de empresas B y Colombia no es la excepción. En nuestro país tenemos empresas como María Panela, Alcaguete, Ecoflora, Crepes & Waffles y Siembra Viva que demuestran sus alcances sociales conectándose con miles de consumidores que se convierten en militantes activos de las marcas por su beneficio social.

La importancia de las empresas B ha llevado a que en muchos países adopten leyes para darles vida jurídica, permitir un registro de las mismas, hacer públicos los estándares y crear marcos de regulación para que no se abuse de la condición B y que efectivamente se cumplan los objetivos de impacto colectivo.

Colombia marcha en esa dirección y está a un debate de tener una de las primeras leyes de Empresas B en América Latina y el Caribe. El proyecto, que define a las empresas como BIC (Beneficio e Interés Colectivo) plantea estándares, motiva este modelo corporativo y permite tener una mejor evaluación de los informes y las prácticas, es un avance en el desarrollo de la función social de la empresa establecido en la Constitución Nacional.

El capitalismo consciente involucra una convicción de aportar a la sociedad desde modelos de negocio sostenibles, escalables y competitivos en marca, diseño, motivación del consumidor, distribución y mercadeo. Las empresas BIC son para Colombia una oportunidad única que sin lugar a dudas va a motivar una mejor cultura emprendedora y a crear un entorno empresarial que contribuirá́ a tener un mejor país.


3 Comentarios

Please check your e-mail for a link to activate your account.
  • Buenos días, senador Duque.
    Me gustaría hacerle unas preguntas acerca de la Economía Naranja y su implementación en un plan de gobierno. ¿Tiene algún correo electrónico donde pueda ponerme en contacto con usted?
    Gracias por su atención prestada.
    Atentamente: Mauricio Bedoya Gómez, redactor de portal TimeJust de Madrid.
Your Website Title

Posted by Facebook
<
>
Próximos eventos
NOV
23
Facebook Live - #DuqueContesta
Ver más
OCT
21
Programas sociales y lucha contra la corrupción
Ver más
OCT
20
Transformación productiva y agroindustria sostenible
Ver más
OCT
19
Facebook Live #DuqueResponde
Ver más