Comisiones Económicas Conjuntas Octubre 22 de 2014

* Intervención 1

Muchas Gracias, Señor Presidente. El Centro Democrático llega a este debate presupuestal con el ánimo de ser muy constructivo y consideramos que la discusión del Presupuesto de Regalías debe servir para también hacer una muy buena evaluación del nuevo Sistema General. Hace unos años, cuando se presentó la reforma, el Gobierno decía que el Sistema anterior era inequitativo, muy concentrado, de bajo impacto, con muy pocos Proyectos que tuvieran una real influencia en el desarrollo regional; y al introducir el Sistema, una de las vocaciones era distribuir los recursos hacia un mayor número de departamentos, crear mecanismos de concertación como los OCADs y hacer un seguimiento detallado.

El Ministro Cárdenas hablaba hace un rato de la nueva distribución a partir del año 2015: 20% para las regiones productoras, 80% para los nuevos Fondos; creo que es importante, de cara a la capacidad que tiene el Congreso de influenciar a través del Proyecto de Presupuesto, modificaciones que hagan más eficiente la entrega de los recursos, referirse a algunos de los señalamientos que ha venido haciendo la Contraloría General de la República, que son pertinentes. Se habla de un gran represamiento de recursos, se habla de una capacidad de ejecución muy lenta, se habla de trámites engorrosos y hay críticas muy puntuales a la transparencia y la eficacia de los OCADs; esto por supuesto, va de la mano con algunos juicios que ha venido haciendo la Academia, la Universidad Nacional, a través de los instrumentos de seguimiento al Sistema General de Regalías y hay algunos datos que son interesantes traer a colación.

En el Sistema anterior, la repartición y los giros tenían más o menos un porcentaje del 95% sobre lo recaudado; lo que la Contraloría ha anunciado es que hemos estado en un promedio del 60% en los últimos años, pero también ha señalado que solamente el 4.1% de los recursos ya fueron ejecutados y que hay, óigame bien, señor Ministro, hay para finales del año 2013, aprobados 624 Proyectos más o menos, por 1 billón de pesos, que están en riesgo de ser desaprobados porque al terminar los primeros 6 meses no han cumplido todos y cada uno de los requisitos de ejecución; y adicionalmente hay cerca de 31 Proyectos, por más de 28 mil millones de pesos, que no tienen código de PIN y que no han pasado por el Sistema SUIFP, y que adicionalmente ya fueron aprobados por el DNP; estas son fallas que merecen ser revisadas y mejoradas.

Pero también, la pregunta que uno se debería hacer ahora, es: ¿está cumpliendo todos los objetivos previstos el nuevo Sistema?, ¿realmente estamos siendo más equitativos? Y Por supuesto, ahí vale la pena revisar si el concepto de NBI y el concepto regional está en efecto haciendo el Sistema más equitativo; sorprende que solamente el 0.4% de los recursos aprobados y girados, sea orientado hacia las comunidades indígenas, afrodescendientes o room lee; creo que ese es un tema, Ministro, que también merece una revisión detallada.

Otra finalidad, que se habló cuando vino el Sistema, era que iba a traer grandes incentivos para el desarrollo minero-energético, de nuevos Proyectos, y vale la pena que también el Señor Ministro de Minas, señora Viceministra, que nos acompaña, vean preocupaciones: las Licencias Ambientales en promedio están demorando 16 meses; y los procesos de consulta previa, en promedio 24 meses; la producción del sector cayó en el segundo trimestre del año y la Ronda Colombia, que se hizo hace un mes, donde se ofrecieron 96 yacimientos, tuvo el nivel de contratación más baja en 14 años, con el 27%. Creo que hay que revisar qué está fallando y si estamos dando los suficientes incentivos a las regiones productoras, para que acompañen y apoyen con entusiasmo estos Proyectos

Y termino con lo siguiente, Señor Ministro: cuando uno mira el cuadro que usted nos ha presentado de la distribución, hay una preocupación en cuanto a lo que le corresponde a las regiones productoras, que en teoría debería ser el 20%; cuando uno empieza a desagregar Fondo por Fondo, administración y cada uno de los recursos, realmente lo que van a recibir directamente, sin ningún tipo de peregrinaje burocrático, selección, concurso, etc., son aproximadamente 1.8 billones de pesos, que lo ubica más o menos en el 10%; nosotros como Partido, estamos dispuestos a buscar mecanismos instrumentales para poder corregir esa situación, porque si los desincentivos se producen con más frecuencia en esos departamentos, la afectación va a ser para el Sistema en general.

Permítame solamente terminar con cuatro sugerencias puntuales, que quisiéramos contribuir en el proceso de Ponentes. El primero, la capacidad de ejecución: hay que buscar en los OCADs mejores sistemas para la escogencia de los Proyectos, sistemas de puntajes mucho más transparentes y claros y poder generar una sana competencia de Proyectos basados en su sostenibilidad y su impacto socioeconómico.

Lo segundo: El Banco de Proyectos también debe ser mucho más eficiente y mucho más transparente; el Banco de Proyectos como está hoy tiene una muy buena motivación, pero dados los recursos que se asignan para su administración, es casi que injustificable que no tengamos un mejor control al detalle de los Proyectos; y eso, por supuesto, debe redundar en que el portal de seguimiento sea mucho más manejable por parte de la opinión pública.

Cierro con los gastos de fiscalización y manejo: es cerca de 1 billón de pesos, estamos hablando del 5.5, eso es más alto que el promedio de cualquier administración de Fondos de capital; lo que uno sí quisiera saber es cómo el Congreso va a garantizar una rendición de cuentas periódica de esa asignación de recursos y ojalá, Señor Ministro, incluir también en esta Ley que los OCADs presenten ante el Congreso de la República semestralmente un reporte de gestión. Muchas Gracias Señor Presidente.