Plenaria 18 noviembre de 2014

* Intervención 1

Muchas gracias señor Presidente, sin duda este debate es demasiado importante, porque tiene que ver con la aplicación del concepto de desarrollo sostenible. Según el cual, el desarrollo no se puede hacer acosta de la sostenibilidad ambiental y social de una Nación y, por esa razón también hay que reconocer con orgullo que Colombia fue uno de los primeros países con Noruega y con México, en adoptar el Convenio 169 de la OIT después ratificada la Ley 21 del 91.

Lo triste, es que desde ese entonces no hemos reglamentado lo suficiente ese derecho fundamental y las cifras que tenemos actualmente, creo que merecen ser revisadas para lograr compaginar, el derecho de las comunidades y las minorías, con el derecho a desarrollar proyectos estratégicos de interés nacional.

De los 53 proyectos que tiene hoy Colombia de interés nacional y estratégico, el 27% óigase bien, 27%, ha presentado problemas estructurales de consulta previa, si lo miramos desagregado de los proyectos de vías, el 41% de esas vías estratégicas están presentando problemas de consulta previa y en materia energética el 33%.

Obviamente, hay que mirar esos cuellos de botella porque generan un costo incremental para la Nación y un costo incremental para los proyectos y sobra decirlo, o no sobra decirlo, que el Ministerio del Interior no tiene hoy los recursos suficientes para adelantar ese proceso, y de los 1440 proyectos que se han presentado los dos últimos años, están presentando rezagos y estamos teniendo procesos de consulta previa que están tardando más de 14 meses, y quiero expresar allí que los últimos tres años 8 de cada 10 proyectos de consulta previa, están teniendo que ver con el desarrollo de sector de hidrocarburos, y si no hay una capacidad técnica, ni se va a garantizar el derecho de las comunidades, ni tampoco se va a garantizar tener un buen proceso de escrutinio, de revisión técnica de los proyectos que necesita la Nación.

Como el espíritu del Partido Centro Democrático es constructivo y obviamente hay un mea culpa nacional, al no tener una ley orgánica, quisiéramos dejar planteados algunos temas estructurales para esa discusión, y ojalá esa ley orgánica pudiera surgir como un consenso pluripartidista de este Congreso; porque no da espera. Algunos de esos puntos, hay que incluir señora Viceministra y celebro que usted esté manejando estos temas por su trayectoria, hay que incluir una política de controles efectivos, para que la consulta sea realizada con las comunidades propias interesadas de los proyectos, y para ello como la hecho Canadá o como lo ha venido haciendo Chile o Perú, es necesario ir teniendo un censo étnico, integral en el país relacionado con los proyectos de desarrollo estratégico.

Y también es necesario incluir, la ventanilla única por la cual deben llegar todas las solicitudes documentadas relacionadas con esas consultas, algo que de alguna forma, se está viniendo dificultando, por la cantidad de puntos de entrada de información relacionadas con estos proyectos, y claro está, el fortalecimiento técnico de la unidad de consulta previa es central; porque tiene que atender todo tipo de preocupaciones y no sabemos la composición de la formación técnica cómo está, si la vinculación laboral es de carrera, si se está generando una carrera que tenga esa memoria institucional en el largo plazo, o si sigue siendo débil, frágil, y manejada por intereses circunstanciales.

Y obviamente, cuando vayamos a hablar de la ley, la ley tiene incluir los procesos transparentes con tiempos perentorios; porque la misión de una consulta previa es que no puede ser, ni un saludo a la bandera con la comunidad, ni un trámite fallido, pero tampoco puede alimentar que aparezcan intereses ocultos que se presten para acosos extorsivos al desarrollo de proyectos estratégicos. Y se necesita incluir de entrada el menú de mitigantes, para todo lo que pueda hacer reclamaciones sociales de las comunidades, que no se quede simplemente en un proceso declarativo de buenas intenciones, sino que se pueda mostrar con claridad cuáles son las herramientas de intervención comunitaria y obviamente los límites a reglamentos y condiciones. Si eso no se hace, seguiremos teniendo costos que van en detrimento de los proyectos que este país necesita. Y yo quisiera de todas formas de pronto al cierre cuando venga la intervención del Gobierno, escuchar algunas reacciones sobre la materia.

Muchas gracias, Señor Presidente.