Plenaria 7 octubre de 2014

* Intervención 1

Muchas gracias señora Presidenta, quiero agradecer este debate porque es un debate que permite tocar temas de fondo, temas de país, y creo que es muy importante recordar que los padres fundadores de esta República cuando escribieron en nuestro escudo libertad y orden, sabían que esa unión entre el orden social y el ejercicio de las libertades pasaba por la seguridad.

Y por eso quisiera hoy tocar con ustedes 5 mitos que tienen que ver con lo que se ha denominado posconflicto.

Primero hay que ubicar algo en un plano de la realidad, ese término no se puede convertir en una división como si fuera el antiguo y el nuevo testamento, como si el orden social dependiera solamente del interlocutor violento que tiene el Gobierno y por eso cuando hablamos del primer mito me gustaría que hiciéramos esta división entre lo que se llama el dividendo de la paz y el dividendo de la guerra, porque la seguridad es la base para la construcción de la paz; ningún acuerdo de paz, ni en África, ni en Centroamérica, ni en ningún otro lugar del mundo ha sido exitoso si no va acompañado de seguridad y Colombia tuvo una política pública hace ya doce años que si ustedes miran los planes de desarrollo desde 1978 hasta el año 2010, ninguno desarrollaba un concepto de la seguridad como factor de recuperación de recursos de generación de recursos, como factor para facilitar la llegada del Estado a las zonas apartadas y, como mecanismo para la construcción de cohesión social.

Por eso Senador Roy rápidamente la seguridad también trajo dividendos y dividendos sociales grandes, empezando por algunos que comparto aquí en la pantalla, un país que vio en 8 años crecer su PIB nominal un 122% y que vio crecer su ingreso per cápita más de un 160%, ¿por qué? No era solamente una concepción militarista como se ha tratado de caricaturizar de la seguridad. La seguridad llegaba de la mano con la inversión y con la integración de la política social del Estado; y por eso vimos también en el mismo periodo que las exportaciones de Colombia crecieron un 232% y la inversión extranjera directa un 201% y, en lo social también hubo conquistas muy importantes en ese dividendo como se puede apreciar en la reducción de la pobreza en el país, que pasó del 49 al 37%, el mayor salto porcentual que había tenido en la historia de Colombia la reducción de la pobreza y, obviamente también se vio reflejada en factores como el aumento de la ocupación.

La ocupación hotelera, se vio también representada en un país que pudo volver a generar nuevos negocios, que vio como la capitalización de sus mercados bursátiles y el precio de los activos se duplicó y se triplicó en el país y uno no puede despreciar esas cifras de seguridad tratando de llamarlas guerra, porque eso es también desfigurar la realidad para el pueblo colombiano y por eso ustedes pueden apreciar también en las gráficas, si, las conquistas de seguridad allá todos las conocen no me quiero detener en ellas.

Pero eso también es elemental para hablar del segundo mito que aquí también lo hemos discutido y tiene que ver con el presupuesto militar, con el presupuesto de seguridad, porque los estudios internacionales y me refiero al informe de desarrollo humano del banco mundial 2011, muestra que después de un proceso de desmovilización masiva de grupos ilegales no se puede reducir el presupuesto militar mucho más cuando miramos el tamaño que tiene un país como Colombia; nosotros tenemos hoy un miembro efectivo de la Fuerza Pública policía y militares por cada 102 habitantes y tenemos un efectivo de la Fuerza Pública total de 4.4 kilómetros cubiertos por un oficial de la Fuerza Pública.

Si miramos la realidad del Salvador, de Guatemala de Honduras, vemos que esa reducción que se intentó hacer rápidamente de la Fuerza Pública deterioró el plan de la seguridad ciudadana y, hoy vemos cómo en países como el Salvador hay más de 400 mil armas en circulación; como en países como Guatemala hay cerca de 2 millones de armas en poderes de particulares y en Honduras más de 68 de las muertes que se producen por cada 100 mil habitantes son con armas de fuego. Entonces no se le puede decir al país con las complejidades que tiene Colombia que la primera gran conquista de este cambio va a ser reducir el presupuesto militar, eso es un gran error, Sí, lo han dicho Senador Barreras.

Tercer mito, aquí también se ha hablado del tema de la reparación como un factor importante en esta agenda, y la reparación no empezó ahora! la reparación es un proceso que viene afincado en la política de Estado colombiana y por eso también me gustaría para la claridad de todos los televidentes y de todos los miembros de este Congreso que se reconociera que entre el año 2002 y el año 2010 el presupuesto de reparación de víctimas creció un 3.800% apelando también a la decisión judicial, apelando al compromiso político del Estado y apilando unas finanzas públicas comprometidas con esa solución y por eso también es importante ver el contexto de lo que ha pasado recientemente para que podamos analizarlo con juicio crítico; la reparación que tuvo el Decreto 1290 de 2008 de reparación administrativa estableció 27 salarios mínimos legales para cada reparación por desplazamiento. Oh sorpresa, los que más se ufanan de haberlo convertido en política de estado cuando miramos los Decretos 4800 del 2011 el monto de reparación cayó a 17 salarios mínimos legales.

El observatorio sobre la implementación de estas leyes muestra un enorme complejidad burocrática, muchísimas filas para la reclamación, muchísimas dificultades administrativas pero lo más diciente y más preocupante de ese observatorio, es que en una prueba aleatoria de 3.500 víctimas reclamantes que fueran a su proceso de restitución de tierras, la última de ellas la recibirían 93 años.

Cuarto mito, tenemos los recursos para terminar con lo que se denomina el conflicto, muy bien, el Conpes que se denomina de posconflicto, contempla para un periodo de 10 años un monto de 54 billones de pesos, 5 billones de pesos por año, que curioso, la indemnización por vía administrativa solamente tiene 6 billones para un periodo de 10 años y que curioso, la restitución de tierras tiene un presupuesto del 3.5 billones de pesos para 10 años, si ustedes comparan estas cifras con la población de desplazamiento que usted ha presentado Senador Barreras en su alocución, no alcanza la plata, no alcanza con lo que presenta el Conpes.

Pero además déjenme referirme a otra cosa, a la apropiación que tiene la Ley de Víctimas que ustedes también la pueden ver en pantalla, s e habla de 6 billones de pesos en 2012, se deja 6.7 en 2013 y digamos que eso se mantiene en el borde de los 7 pero hay algo que es distorsionar, se incluyen montos del Fosyga se incluyen montos de educación, se incluyen montos de vivienda y no se permite trasparentar si esos recursos que se llevan más del 50% están yendo a la reparación efectiva de las víctimas.

Y ahora bien, se ha anunciado este año señor Ministro Iragorri que el presupuesto del sector agrícola será ese motor que ayudará a resolver estos problemas, y yo veo que el presupuesto suyo tiene 4 billones para inversión el año entrante un monto bien robusto, ejemplar, pero qué sorpresa la que uno se lleva no veo ninguno de los rubros generales un direccionamiento que uno pueda decir el Ministerio de Agricultura tendrá la responsabilidad de corregir estos problemas presupuestales, esa demanda de recursos; y mucho más cuando miramos como lo vemos en pantalla los principales rubros de su rubro más importante que es el apoyo al desarrollo de la competitividad y el campo y eso por supuesto me lleva a la gran reflexión también Ministro Iragorri, creo que usted tiene ahí un gran desafío, el 90% del gasto público en su sector durante los últimos 4 años se han ido apoyos fiscales directos entiéndase subsidios.

Solamente el 10% de la provisión de bienes públicos y como lo pueden ver en pantalla los países de mejor desempeño en el sector agropecuario de la región son países que tienen una distribución 50-50 porque de nada sirve en programas de riego, de nada nos sirven programas de abono, de nada nos sirven programas de crédito si esto no va acompañado con la provisión de educación de calidad en el sector rural de servicios públicos y por supuesto también de seguridad que es un bien público que garantiza las libertades individuales.

Último mito, les pido a los colegas un poco de paciencia porque aquí está el meollo del asunto, tenemos las condiciones económicas para financiar todo esto, miremos lo que nos dice el marco fiscal, Colombia no es un país petrolero Senadores, pero es un país que se ha convertido en petróleo dependiente y eso no lo vamos a corregir de la noche a la mañana y el marco fiscal de mediano plazo está basado con una producción de petróleo de más de un millón de barriles de un precio de petróleo de más de 100 dólares y como ustedes saben y en esto les comparo también otra información.

La ACP tiene un escenario base, la Agencia Colombiana de Petróleos de 830 mil barriles, esa diferencia de 200 mil barriles le cuesta al país 6 billones de pesos y, si hablamos de precio, hoy el precio del WTI está casi en 91 dólares por cada dólar que cae el precio del petróleo con relación al marco fiscal, la nación deja de recibir cerca de 350 mil millones de pesos.

Otra cosa, hablemos del Presupuesto Nacional, cuando miramos lo que ha ocurrido con el crecimiento del presupuesto y ustedes lo ven en pantalla, el crecimiento del presupuesto sin deuda en los últimos dos años ha sido del 11% frente a un crecimiento de la economía del 4, la pregunta es hoy el presupuesto está por debajo del crecimiento económico y tenemos un faltante de 12 billones de pesos, lo hemos ejecutado bien?, la discusión está abierta, seguimos estáticos en los índices de competitividad, ustedes pueden apreciar en pantalla, y pueden ver también algo muy diciente.

Lo que ha ocurrido con el Gini el mayor incremento del gasto, el presupuesto ha aumentado 50% en los últimos 4 años y el Gini en los dos últimos años se ha mantenido estático y si lo comparo con los departamentos de Colombia en la siguiente diapositiva vemos cómo departamentos que han tenido aumentos en la inversión más del 80% y los menos están resaltados en naranja tienen un Gini en deterioro y, eso me parece que también es motivo de control político por parte de este parlamento.

Cierro con esto señora Presidenta. Lo que ustedes ven en pantalla no es menor, es el costo de las promesas de campaña de quien hoy nos gobierna y hemos sumado la combinación de todo esto, apoyados también en cifras de Fedesarrollo y la fundación compartir en lo que tiene que ver con educación; la sumatoria de todas estas promesas incluidas las 4 G educación, las mil uno punto dos millones de casas incluidas las 300 mil nuevas casas gratis valen 271 billones de pesos. Claro eso no se financia ni en 3 ni en 4 años; pero lo que les quiero dejar en reflexión apreciados Senadores es que hoy no hay recursos ni en el presupuesto, ni en la reforma tributaria que viene para cumplir todas estas promesas incluidas todas las grandes cosas que ustedes han presentado hoy acá y la única forma de hacerlas hoy, es con una nueva carga tributaria para el pueblo colombiano y creo que ya hemos visto lo que nos ha traído esa nueva reforma tributaria.

Aquí se habla y yo entiendo porque hay apetito de muchas cosas positivas para el país pero se habla de grabar más al sector privado. Señores no cometamos el error, no cometamos el error de hablar sin precisión, porque hoy sabemos que la tasa efectiva de tributación sobre rentabilidad en Colombia supera el 70% súmenles impuestos de renta, impuesto al patrimonio, deducciones de IVA, inclusive los bienes de capital que en Colombia están grabados y en la mayoría en nuestros competidores comerciales no están grabados, lo cual deteriora nuestras condiciones.

Entonces cierro señora Presidenta diciendo posconflicto nuevo testamento, viejo testamento no se puede construir sin la seguridad, la inversión en este país tiene que ser con racionalidad fiscal, aquí no se le puede seguir engañando al pueblo colombiano; y yo también comparto sus frustraciones doctor Barreras, porque yo he visto en su presentación que a usted, le pusieron conejo y yo creo que a muchos colombianos le pusieron conejo porque se prometió con mucha facilidad sin tener la capacidad fiscal de hacer realidad esas promesas.

Muchas gracias, Presidente.