Comisiones Económicas Conjuntas 18 Marzo de 2015

* Intervención 1

Muchas gracias Señor Presidente. Escuchando con atención lo que acá se ha planteado, es muy importante antes de entrar a la votación artículo por artículo, recordar algunas cosas, la más importante es que el Plan de Desarrollo, no es otra cosa, que la transformación en norma, de lo que se podría denominar el Plan de Gobierno de quien ostenta la Presidencia de la República.

Y este Plan que tenemos en este momento ante nosotros, ha excedido y ha transformado el espíritu que el Constituyente del 91 le dio a esta figura. el Plan que tenemos hoy, lo ha dicho bien el Senador Restrepo, atenta contra muchos principios del Estado Social de Derecho, que tiene que ver con la autonomía de muchas regiones, con la competencia de normas especiales, que deben ser tramitadas debidamente en el Congreso; y lo más importante convierte prácticamente a este Plan de Desarrollo, en una especie de ley habilitante que permite en un lapso de 90 días, introducir toda suerte de reformas normativas.

En el transcurso de esta discusión, hemos denunciado bastantes figuras a las que hemos denominado orangutanes con saco leva, dijimos que esa figura se expresa a través de 3 modalidades: Primero, introducir normas de carácter especial en el Plan de Desarrollo, 2º .Introducir artículos que no tienen ningún fundamento, en el documento de Bases y 3º. Introducir normas que no van a tener ningún sustento financiero, en el Plan Plurianual de Inversiones. Y debo dejar constancia señor Presidente, que aún con la Ponencia que tenemos ante nosotros, esos orangutanes sobreviven, otros han mutado y se han transformado luego de una cirugía estética, en normas más depuradas y otros sencillamente se han introducido de manera descarada en el articulado.

Mientras subsistan normas que se refieren a la reglamentación de televisión, que no están en el documento de Bases, y que además deben estar en normatividad especial, lo que se está haciendo acá es un atentado, un atentado óigase bien a una norma que debería pasar por el Congreso de la República, para una reglamentación de mercado abierta y participativa. Es cierto que el país atraviesa una dificultad en el sector minero; pero no por ello, y aprovecho que está acá el Ministro González, podemos convertir el Plan de Desarrollo en una especie de repositorio para convertirlo en un nuevo Código de Minas, cuando no fue socializado ese articulado en ninguna de las comunidades, cuando se llevó esto en el trámite regional.

También es cierto, Representante Abril, que nos preocupa la situación del sector petrolero y así lo avizoramos desde el año pasado; Senador Villalba usted sabe que cuando solicitamos el debate esa fue la intención; pero también denunciamos que fue la Reforma Tributaria aprobada el año pasado, la que le acabó de dar una estocada a las expectativas de inversión, que iba a tener el sector en el año 2015. Entonces no vengamos ahora a buscar el culpable rio arriba, cuando sabemos que todas las sentencias claudicatorias frente al sector, empezó con la Reforma Tributaria, que en una circunstancia de caída de precios, de caída de producción, de desestimulo regional, lo que hizo fue hundir aún más las expectativas del sector; pero no por ello podemos a través del Plan dar una patente de corso para renegociar los contratos petroleros. Aquí se ha hablado mucho también, del fortalecimiento de las regiones, y claro está el Plan de Desarrollo no debe ser el foro para que discutamos acá tributos verdes, que discutamos acá temas de cargos por congestión, que le incluyamos sobretasas a los parqueaderos, que definamos el alumbrado público y las nuevas figuras para su cobro, ni mucho menos los asuntos del predial. Este país está pasado de discutir en el Senado y en la Cámara, una verdadera Reforma Fiscal Territorial, que fortalezca la base financiera de los departamentos y municipios.

Las licencias express todavía se mantienen allí, y mientras se mantengan esos orangutanes hay un gran vicio de forma, porque eso tampoco pasó por las comunidades afectadas; no fue socializado, y queremos ahora tratar de corregir los problemas, entrando con esta figura lateral al Plan de Desarrollo.

Salud Mía en su nueva figura, persiste también en el Plan, y lo que es aún más doloroso mientras hablamos de crecimiento verde, ya tenemos todavía el mismo orangután que le hace la cama a la venta de Isagen, sin que el Congreso haya tenido la posibilidad de debatir a fondo este tema, y cuando ya se conocen que hay empresas cuya mayoría accionaria es del Sector Público de otros países, pendientes de hacerse a una gran entidad del sector público.

De manera Señor Presidente, que queremos dar el debate a fondo, artículo por artículo con voto nominal, para que se sepan las posturas de los partidos frente a cada uno de estos adefesios jurídicos incluidos, y también lo notifico señor Presidente, que presentaremos nuestras proposiciones, para que estos orangutanes que aún subsisten, sean retirados.

Muchísimas gracias

 

 

* Intervención 2

Presidente quisiera hacer un llamado a su atención y a su colaboración sobre el siguiente punto: El señor Contralor General de la Nación, acaba de expresarse en los medios de comunicación, con unas críticas muy profundas al Plan de Desarrollo en distintos frentes. Uno de ellos tiene que ver con el Plan Plurianual de Inversiones, la falta de consistencia entre algunos de los recursos y algunas de las metas. Hay también detectado por parte de él, algunas líneas de base y metas estratégicas del Plan que tienen problemas de viabilidad y ha señalado que existen grandes inconsistencias en materia de consistencia macroeconómica.

Dado que muchos de esos puntos serán votados, cuando iniciemos el tema el día de mañana, quisiera, dado que se trata de una autoridad fiscal que nos está orientando, que usted pudiera citar al Señor Contralor, para que nos acompañe el día de mañana y nos haga una breve ilustración antes de la votación; porque creo que esas observaciones, sino son consideradas y discutidas y en este Plenaria sobre temas que se van a discutir por parte de esta Corporación, estaríamos incurriendo en un error de ilustración, que después sería más difícil de corregir.

Muchas gracias.

 

 

 

* Intervención 3

Muchas gracias señor Presidente. Uno de los temas más importantes de este articulado, es el artículo 5°, porque es la pieza estructural de recursos, de lo que se denomina el Plan Plurianual de Inversiones; y obviamente esa asignación de recursos, tiene que ir compaginada, con las metas que están en el documento de Bases. Qué sorpresa que hoy haya sido el Contralor General de la Nación, con un documento que aún se desconoce, el que también ha validado algunas de las preocupaciones, que nuestro Partido ha tenido sobre la asignación de dineros: Empezando por lo general, 35% del presupuesto de este Plan de Desarrollo, se espera sea financiado por recursos del sector privado; 17% por el Sistema General de Participaciones, empresas industriales y comerciales del Estado; y 10% por el Sistema General de Regalías, lo que hace que prácticamente el aporte del sector privado sea similar al aporte que hace el Gobierno Central.

¿Qué sector privado, podría preguntarse y a través de qué mecanismo? Un sector privado que está viendo en estos momentos muchísimas adversidades cuando cae la inversión, cuando el crecimiento industrial es lánguido, cuando el acceso a crédito de largo plazo es difícil, cuando las coberturas para quienes han tenido deudas en dólares es alta, para quienes tienen que enfrentar insumos de importación con una devaluación acelerada. Y que tal un sector privado, que tiene una carga tributaria inclemente, y que además fue refrendada con la reforma a finales del año pasado.

Deletrear con detalle ese Plan Plurianual de Inversiones, no responde a la intensidad del discurso que está en el documento de Bases. Uno de los apartes más importantes y de las recomendaciones más importantes, que se le ha hecho al Gobierno Nacional, por parte del Consejo Privado de Competitividad, es tener una verdadera estrategia de desarrollo productivo, y el Plan Plurianual de Inversiones, tan solo asigna 1.2% del presupuesto del Plan de Desarrollo, para hacer una transformación productiva, en un país que se ha tornado cada día más minero-petróleo-dependiente.

Se nos ha dicho que el sector agrario, va a hacer una asignación del 7% del Plan de Desarrollo, y el 72% de ese 7% va a ser financiado por parte del sector privado; y mire usted señor Presidente, le estamos dando inclusive facultades extraordinarias en este articulado al Presidente, para hacer una remoción institucional y los recursos que tienen son paupérrimos, que no se acercan ni siquiera a los presupuestos ocasionales de las entidades, que aún hoy están o que estarían en el escenario de modificación. No puede ser que la competitividad rural dependa exclusivamente de un sector privado que tiene dificultades de crédito, dificultades de acceso a mercado, donde se cierran las oportunidades en los países vecinos, y que pretendamos hacer alarde y ufanarnos de eso.

También se dice que este Plan va a ser un crecimiento verde, que como ya lo dije, apenas tiene un 1.4% de los recursos; y para reducción de la huella verde, apenas hay 5 mil millones de pesos en 4 años; medio billón tendrá que estar a cargo de las Entidades Territoriales; y en el pilar de Paz, que es otra de las grandes promesas que tiene este Plan de Desarrollo, los recursos que hay tanto para protección de víctimas, reducción del narcotráfico, como se dice acá, enfrentar el problema de las drogas, la atención directa y la creación de tejido de paz, no llega en cada uno de sus componentes, ni siquiera al 0.5%; eso es una brutal inconsistencia que tiene ese Plan Plurianual de Inversiones, y por lo tanto si pudiéramos desagregarlo aún más, seguiríamos encontrando una inconsistencia protuberante.

Los otros puntos que quisiera mencionar, Señor Presidente, se relacionan con los artículos 169° y 170°; fue este Gobierno en el 2012, el que trajo la reforma al Sistema General de Regalías, e hizo famosa aquella parábola de la mermelada que se expande generosa en la tostada, y que quería entregarle los recursos a los Entes Territoriales; y una de las promesas que se hizo en ese momento, era que el Gobierno Nacional lo haría como un árbitro en la asignación de recursos, pero no interferiría en las decisiones entre Gobernadores y Alcaldes, y que ayudaría a validar la asignación técnica y responsable de esos recursos; lo que hemos visto acá con esos 2 artículos, es que esos pilares que fueron presentados como grandes promesas, están siendo vulnerados e incumplidos por la misma administración que hizo la reforma; y lo hace ahora permitiendo que el mismo Gobierno Central, entre ya no como árbitro, sino como parte interesada, al formular proyectos desde las regiones, y por eso hemos propuesto que ese artículo sea retirado del Plan.

Y lo otro, es que no se le puede decir al Sistema de Regalías, que gastando una encomiable cantidad de recursos en administración y fiscalización, ahora los costos de estructuración, que deberían haber estado en esa bolsa de responsabilidad estatal para fortalecer la institucionalidad local, se le empiecen a quitar esos recursos contra la misma asignación de las regalías. Consideramos que esos dos artículos no solamente son perniciosos; sino que deberían darle la discusión profunda, del mismo Sistema General de Regalías y que tal cual están planteados, son una afrenta al sistema que este mismo Congreso aprobó, con la hipótesis, el discurso, la promesa, la ilusión del Gobierno, de hacer un Sistema General de Regalías más participativo y mucho más desde las regiones.

Ahí paro mi intervención Señor Presidente, le cedo la palabra a otros compañeros de la bancada.