Comisiones económicas conjuntas 5 de noviembre de 2014

* Intervención 1

Muchas Gracias, Presidente.

Aquí hay un tema de fondo en lo que tiene que ver con la institucionalidad y la constitucionalidad de esta discusión. Mire lo que son las cosas, la discusión de esta reforma; va a girar en torno, a 12.5 billones, porque se presentó un presupuesto 24 desfinanciado; y como es una Reforma Tributaria revestida, o disfrazada de Ley de financiamiento, ahí ya está la primera camisa de fuerza, que tiene este Órgano Legislativo. Y mire lo complejo que es, porque el Gobierno ha hablado de un apretón del cinturón, de 1.7 billones de pesos; que al parecer serían trasladados del rubro de funcionamiento, al rubro de inversión. Y que paradójico Señor Presidente, que en la misma Ley de Presupuesto, dice que el 60% de los gastos de inversión son para inversiones no productivas económicamente, lo cual en la práctica no es otra cosa distinta a ocultar bajo el rubro de inversión, gastos de funcionamiento.

Y en esta discusión, Señor Ministro, nosotros hemos planteado que con la existencia de una regla fiscal, todo exceso de gasto, todo presupuesto desfinanciado, automáticamente va a detonar la discusión de una Reforma Tributaria. Y creo, que el camino que se ha tomado de hacerlo a través de Comisiones Conjuntas y lo digo respetuosamente, porque es una reflexión también del partido, atenta contra los principios de representación para las discusiones tributarias, que por competencia deberían ser de inicialmente las Comisiones Terceras, respetando la separación funcional que tuvo este Órgano Legislativo, cuando produjo la Ley 5ª. Y creo que tratar de hacer esta reforma una de las más grandes, sino la más grande de los últimos años, en términos de Producto Interno Bruto y de monto agregado para un período de cuatro años como mínimo, de una manera “express”, puede tener vicios que van a conducir a las demandas de constitucionalidad, primer punto.

Lo segundo que creo que es muy importante que haya que discutir acá, es que los supuestos sobre los cuales fue construida esta reforma, tres meses atrás, están cambiando. Para nadie es una mentira que mucho de los supuestos que tenía esta reforma, estaban sustentados en el marco fiscal de mediano plazo, que solamente lo que tiene que ver con precio y producción de petróleo; se está cambiando por las circunstancias internacionales y las propias del país. Entonces, dan esa discusión ahora y perdónenme que lo plantee de esta manera, hay que mirarlo con mucho cuidado, porque las cifras que tiene hoy la economía tiene luces de alarma. En el año 2.012 un decrecimiento de la industria; año 2.013 un decrecimiento de la industria, segundo trimestre del 2.014 un decrecimiento de la industria; y el tipo de impuesto que estamos trayendo y presentando puede agravar aún más la situación de esas empresas.

No es una mentira decir que empresas con el mismo patrimonio, pero con retorno sobre capital distintos, van a tener la misma tributación y casi que entre menos productiva es la empresa, más va a ser la carga tributaria de ese impuesto a la riqueza; y para nadie es una mentira, que una de las principales fuentes de inversión extranjera directa en un país que está viendo presentarse, un déficit de cuenta corriente reciente, es el sector minero energético. Sector que tiene muchísimos activos que se demoran tiempo en producir rentabilidad y que al introducirle la carga tributaria como está planteada, lo van a terminar espantando aún más. Aquí se habla mucho del sector petrolero y el extractivo con cierto aire de desdeño y se olvida que el 25 sector solamente de hidrocarburos, consume 35 billones de pesos al año en esta economía; entonces gravar aún más ese sector, sin mirar todo el contexto, puede deteriorar aún más el panorama económico.

Permítame tocar otros dos temas muy puntuales, Señor Ministro:

Lo que tiene que ver, con la eliminación de la devolución del IVA, va en contra, ¿me permite terminar Presidente? va en contra de los principios de bancarización que usted mismo ha defendido y sobre los cuales discutimos acá meses atrás, la Ley de inclusión financiera. Entonces, haciendo eco a lo que dice el Representante Chacón, creo que acá se tienen que oír los grupos, acá se tiene que tener una discusión muy sesuda, no solo hablar sobre el articulado, Senador Tamayo, sino, sobre el contexto integral de una Reforma, en un país que tiene supuestos distintos; que ve una caída en la inversión extranjera directa, qué está viendo una caída en las exportaciones, que está viendo un deterioro industrial y qué está viendo una caída pronunciada del sector mineroenergético; creo que esas bases hay que tenerlas para una discusión seria.

Muchas gracias.

 

 

* Intervención 2

Yo seré muy puntual Presidente.

Y no es con el ánimo de extender el debate, pero sí creo, que es preciso referirse a un tema: La Constitución en el Artículo 347 y se puede revisar el espíritu de la constituyente del 91; contempló la posibilidad de presentar presupuestos desfinanciados, y como lo dice el tenor de ese artículo, debe ser posible presentar una Ley de financiamiento que se perfeccione, que se perfeccione después de la aprobación del presupuesto; teniendo como premisa fundamental en aquel momento el principio de anualidad. Pero acá hay algo grave y es qué el Gobierno, aceleró el ritmo de aprobación del monto del presupuesto sin conocer; no sin perfeccionar, sin conocer la Reforma de Financiamiento, que sustentaría esos ingresos incrementales y creo que allí hay una desfiguración, no solamente del espíritu de la Constitución del 91; no se conocía Ministro, me da mucha pena usted no lo había radicado; no Señor, el día que el monto fue aprobado no estaba radicada la reforma, y podemos revisar los anales. Pero le cierro con lo siguiente; si usted cree y si el Gobierno cree que ese es el camino, allá estarán los tribunales para que ejerzamos el derecho a la demanda; pero hasta los gremios de este país saben y tienen claro, ese principio de anualidad, que el Consejo Gremial en su carta al Señor Ministro le decía, apruebe para la vigencia desfinanciada.

Y el plan de ahorro, no lo hemos visto todavía Señor Ministro y el plan de ahorro lo único que hizo fue una sustitución de funcionamiento a la inversión; cuando usted sabe que la misma ley y 60% de ese gasto de inversión, es para gastos económicamente no productivos, es decir, no es para formación de capital.

Muchas gracias