Plenaria 04 de noviembre de 2014

* Intervención 1

Muchas gracias Presidenta, creo que sin duda este ha sido un debate muy interesante y también agradecemos al Senador Andrade, por la citación. Obviamente cuando se mira la perspectiva de la situación de la población con discapacidad, es muy interesante verlo en el contexto latinoamericano y caribeño.

En la región prácticamente una de cada diez personas, padece de algún tipo de discapacidad y si uno lo mira desde el punto de vista de la infancia, casi que cada tres de cada diez niños en la región está en esa situación pero lo más grave está ausente de cualquier participación en el sistema escolar. Tres, de cada diez niños con discapacidad, son los únicos que están yendo a la atención escolar y obviamente el punto más negativo es que ocho, de cada diez personas, que están en situación de discapacidad, están desempleados o no están vinculados al mercado formal de empleo.

Entonces, lo que uno se preguntaría es por qué las cifras que ha venido haciendo la CEPAL, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial sobre esos temas lo alertan en la política social y el punto principal es, porque ahí es donde empieza la corrección de los temas de desigualdad, una debida intervención de política pública fiscal en esa materia puede mejorar sustancialmente los índices de equidad en un país, y mejorar la marcación de un país en los índices Beijín, en el índice Beijín.

Cuando uno desagrega las cifras regionales y las compara con Colombia, Colombia tiene una población con discapacidad en la estadística disponible, inferior a la de Brasil, a la de Uruguay, a la de Chile y a la de Argentina, pero dicho eso, tenemos un marco presupuestal, uno de los marcos presupuestales más débiles de la región, para atender a esa población, y ni qué decir de la posibilidad de reivindicación de los derechos de las personas con discapacidad, al menos en las principales estructuras normativas constitucionales.

Ecuador, tiene hoy en día el mejor marco normativo constitucional de reivindicación de esos derechos con la reforma del 2009, le sigue Brasil, Venezuela, inclusive está mucho más adelante que nosotros, y ahí viene la preocupación, doctor Perfetti, que uno se puede hacer cuando analiza las estadísticas en Colombia.

Hemos visto que el presupuesto de inversión en los últimos 4 años, ha crecido casi un 75% nominalmente y uno se preguntaría es ¿dónde está las implicaciones de ese presupuesto en el coeficiente de desigualdad, el GINI?, estático en los dos últimos años y según las cifras del DANE, se ha deteriorado en las trece principales áreas.

Y uno se preguntaría, ¿por qué si hay un subsidio ya contemplado en la ley para esa población con discapacidad?, no está marcando mejores índices de desigualdad con esas intervenciones del gasto público. Y yo creo, Senador Andrade, que ese debe ser un tema con el cual se siga explorando porque hay tan mala focalización del gasto, hacia esa población.

Y obviamente aquí hay unas cinco reflexiones que creo que son importantes en el contexto del debate. La primera es, ¿cómo se está haciendo la encuesta? Reconociendo la disparidad que ya hay de cifras, entre lo que tiene el sistema y la encuesta y el censo, es si la metodología de encuesta y las preguntas que se están haciendo realmente están permitiéndonos concluir, lo que queremos para hacer una mejor formulación de política pública.

Y hay otro agravante, porque si las cifras que tenemos disponibles en lo rural y lo urbano, son como están, la situación rural no podría ser peor, no solamente tiene el peor ecosistema de cubrimiento de necesidades básicas, tiene la mayor población concentrada en el régimen subsidiado y la atención para la población discapacitada, es prácticamente nula, a nivel rural, que empata con dos cifras escalofriantes en materia de educación.

Solamente ocho, de cada cien niños, con discapacidad tienen algún tipo de acceso a la educación preescolar, y cinco de cada 100 adolescentes a la educación media. Que si usted lo mira con las investigaciones de la Fundación Saldarriaga Concha, hay casi un 30%, de esa población, que no tiene cubrimiento del servicio de salud, y ahí, es donde yo creo que está el problema de las promesas incumplidas en materia presupuestal, yo celebro que acá esté el Subdirector de Planeación, pero no puede ser, que se aplique con tristeza esa frase que un Conpes, no se le niega a nadie. Tenemos un documento Conpes de política.

Donde el presupuesto para los próximos seis años, es de 307 mil millones de pesos, eso no permite atender a ninguna de las necesidades que tiene hoy la población que sufren de algún tipo de discapacidad, y doctor Andrade, le digo algo peor, la Ley Estatutaria estableció que el marco fiscal de mediano plazo tenía que dar la viabilidad de asignaciones de gasto público, para un horizonte de 10 años, y no la tenemos, no la tenemos, y no está compaginada, también, con la obligación que la misma Ley Estatutaria le da a los Gobiernos, subnacionales.

Entonces yo me pregunto ¿qué queremos que salga de este debate?, yo creo que ahí está la verdadera conclusión, ¿cuáles van a ser los compromisos de política pública que va a asumir este Gobierno?, porque en lo que está comprometido, no se vio reflejado en el presupuesto que aprobamos acá hace pocas semanas, y creo que flaco favor, le haríamos a la política social, si la focalización del gasto público en esta población, no se utiliza estratégicamente, para mejorar como marca el Índice de GINI en esta país.

Muchísimas gracias Presidente.