Plenaria 16 de diciembre de 2014

* Intervención 1

Muchas gracias, señor Presidente. Sin duda estas discusiones sobre los tratados de libre comercio deben juzgarse como una política pública por sus propios méritos y no entrar en la órbita de las competencias ideológicas.

Yo quisiera compartir con ustedes unas gráficas que ilustran algunas de las ilustraciones que tiene este tratado. Particularmente quisiera empezar resaltando que el 50% de las importaciones y las exportaciones que tiene Corea se centran en los productos principalmente mineros y agrícolas; obviamente, eso hace que Corea tenga lo que parecería para nosotros una gran oportunidad.

Es también cierto que en la región hay otros países que tienen tratados con Corea, lo tiene Chile, lo tiene Estados Unidos, lo tiene Perú, y México lleva seis años en el proceso de negociación. Proceso que se ha detenido por los grandes riesgos que sectores industriales mexicanos han destacado y que han merecido una intensa negociación sobre medidas de protección.

Por eso vale la pena traer a colación del Senado la situación que estamos viviendo hoy con las balanzas comerciales. Lo que ustedes ven en pantalla con esa línea azul oscura es la balanza comercial con México que se ha ido tornando cada año profundamente negativa, lo mismo está ocurriendo con el Mercosur y tendríamos una excepción en ese caso con Chile.

Si lo miráramos con tratados el balance comercial nos damos cuenta que el sabor es agridulce. Tenemos balances comerciales positivos con Chile, con la Comunidad Andina, con Europa, con Centroamérica y venimos teniendo una balanza comercial cada vez más negativa con los Estados Unidos, con México, con Mercosur, y si miramos el total vemos que el panorama para el presente año no es halagador. Si lo que hacemos es quitarle a eso petróleo y minerales, la balanza comercial inclusive con Chile se torna más negativa.

Entonces, la pregunta es ¿con Corea cómo está la balanza hoy? y la balanza con Corea arranca siendo profundamente negativa y las oportunidades de productos que tenemos de exportación en un 76% están centradas en productos minerales y agrícolas.

Será que Colombia tiene oportunidades para entrar al mercado de Corea con el dinamismo con el que se ha predicado, probablemente sí pero ¿no podemos tapar el sol con las manos.¿ Países como Filipinas, como Chile, Tailandia, India, Vietnam, Canadá, ya están llenando vacíos en los mismos mercados donde esperamos competir con inmensas complejidades estratégicas en Colombia como los costos de energía, los costos de transporte, el contrabando, etcétera, etcétera.

Pero como es importante también mirar los estudios, yo quisiera compartirles a ustedes, apreciados Senadores, un estudio que hace Fedesarrollo, donde está el Índice de Ventajas Competitivas Reveladas y el Índice de Intensidad Importadora.

En esta primera gráfica ustedes, no sé si la puedan ver bien, lo que ven en ese círculo verde son aquellos productos donde Corea es altamente competitiva y hay inmensa demanda importadora de Colombia y ahí se pueden ver dónde están los sectores vulnerables.

Si lo miramos desde el ángulo colombiano en la siguiente gráfica, lo que está en el arco verde, es decir, aquellos productos donde Colombia es competitiva y puede haber demanda importadora de Corea, como lo decía el Senador Benedetti, nos damos cuenta que seguimos enfocados en los mismos productos tradicionales, eso hace que tenemos que tener absolutamente claro que hoy la posibilidad de ampliar exitosamente nuestra oferta exportable es limitada.

Y eso me lleva a hacer una comparación en materia de competitividad entre Colombia y Corea, que es necesario. Y nos damos cuenta que en el Índice Global de Competitividad, Corea está en el puesto 11, Colombia en el 69; en facilidad de negocios, Corea en el 9 nosotros en el 43; y si miramos todo lo que tiene que ver con la facilitación de comercio, Colombia está en el puesto 89 entre 132 países mientras Corea se ubica en el puesto 34.

Claro, nos preguntaremos si la industria colombiana tiene las condiciones necesarias y la verdad es que los costos de energía nos ubican en un puesto muy lejano frente a nuestros competidores. Si miramos cómo estamos en términos logísticos, esos costos también sitúan a Colombia en uno de los países de más alto costo en la región y ni qué decir, apreciados colegas, de lo que tiene que ver con acceso a mercados.

Si miramos otros países con los cuales nosotros estamos compitiendo en las líneas de vulnerabilidad, ya podemos ver que México está trayendo a Colombia línea blanca golpeando el sector que no está protegido y que no ha contado con buenas medidas de offset en ese tratado.

Si pensamos cómo le ha ido a Chile en el tratado con Corea, en efecto, el Senador Lizcano nos mostraba que han aumentado las exportaciones chilenas hacia Asia, pero miren esto, el incremento en Chile ha sido del 15% por año de las exportaciones, pero las importaciones de Corea hacia Chile han aumentado en un 18% por año, no se ha logrado mejorar esa tendencia, luego de 10 años de tratado.

Yo creo que merecemos en este debate entrar a las experiencias de otros países. Ecuador por ejemplo, Ecuador sigue exportando los mismos productos tradicionales a Corea sin tratado, Brasil, México, se han concentrado en aquellos productos tradicionales.

Qué hemos tratado de hacer nosotros en esta discusión ¿creemos que es importante la relación con Asia?, sí. ¿Creemos que es importante abrir la oportunidad de llegar a PEC? también. Pero lo que no podemos hacer es creer que porque se va a beneficiar el sector agrícola se puede legitimar que se cierren industrias en Colombia, cuando un país como Corea subsidia el 40% de la investigación y desarrollo de su sector industrial. Cuando un país como Corea subsidia el 50% de la formación técnica profesional en las áreas de ciencia y tecnología, línea blanca, electrodomésticos, donde se ha tornado muy competitivo internacionalmente.

Por eso, el decreto que nos ha traído el Gobierno hoy lo festejamos, lo valoramos, pero creo, apreciados Senadores, que hay que introducir acá también unas reflexiones acerca de que se requiere un consenso, ojalá pluripartidista.

El acceso a materias primas, el decreto dice que se hará un estudio de desgravación donde se pueda mirar la devolución en 60 días de lo que pagan las compañías colombianas en las líneas vulnerables, 60 días después de las órdenes de importación. No queremos estudio, señora Ministra, queremos es el compromiso fehaciente que va a haber un mecanismo efectivo de devolución de impuestos arancelarios, porque no puede ser que la materia prima tenga que entrar a Colombia con costo arancelario y adicionalmente con un IVA que no es deducible.

Los Centros de Innovación e Investigación, como ya dije, Corea subsidia el 40%, Senador Velasco, deberíamos pedir que haya un compromiso donde al menos el 50% de esos centros de su construcción y de su operación ¿como lo hace Corea¿, pudieran ser financiados por el Gobierno nacional.

Compras públicas, es cierto que acá hay una actitud un poco timorata del Ministerio donde dice bueno, vamos a tratar de que con la Agencia de Contratación Estatal de Compras Públicas podamos introducir incentivos en los pliegos, pero hay algo más importante que se puede hacer y México ya lo hizo, y es que los vehículos que sean de consumo estatal sean producidos en el país. Eso no es solamente para premiar a unos pocos, es para que (sin sonido) coreanas puedan también invertir en Colombia, generar las plantas y entrar a ese mercado.

Algo que se olvidó en el decreto, que nosotros lo propusimos, es la chatarrización para el sector de autopartes. Qué valioso fuera que tuviéramos una política donde los concesionarios pudieran ser agentes de chatarrización, recibir el vehículo para hacer la certificación de chatarrización y al mismo tiempo ofrecer las líneas de crédito para la adquisición del nuevo vehículo cuando el vehículo es ensamblado en el país, medidas que han hecho otros países que han enfrentado esas vulnerabilidades.

Y déjeme terminar con lo siguiente, señor Presidente, es indispensable que en este Senado se le diga al unísono al gobierno, decretar una moratoria de la firma y negociación de nuevos tratados a partir de esta aprobación. Creo que ya tenemos un bloque importante de tratados que merecen que el Ministerio pase de ser de Comercio, Turismo e Industria a ser de Industria, Turismo y Comercio. Necesitamos un Ministerio que desarrolle hoy una política de acceso a mercados y no seguir la proliferación de tratados sin tener los mecanismos de protección necesarios.

Muchas gracias, Presidente.

 

 

* Intervención 2

Muchas gracias, señor Presidente. Este ha sido un debate intenso, profundo, se han escuchado las opiniones de todos los Partidos y hemos llegado, yo creo que, a muchas conclusiones. La primera, la votación que se vio acá expresada, respalda el tratado pero todas las Bancadas hablaron de las preocupaciones y riesgo que tiene este tratado, en el entorno que vive Colombia.

Colombia viene desarrollando un proceso de apertura importante frente a nuevos mercados y tenemos ya más de 19 Tratados de Libre Comercio, pero es necesario que hoy tengamos un giro de la agenda hacia el desarrollo industrial, hacia promover los sectores vulnerables, porque de lo contrario lo que va a ver es una asfixia mucho más cuando aquí varios compañeros de otras Bancadas han hablado, de la inmensa carga tributaria, de los costos del país, etc., etc.

La volatilidad por supuesto del tipo de cambio que hemos vivido en los últimos años. Creemos que la propuesta que traemos hoy al Senado no es nada distinto a que como cuerpo, le digamos al Gobierno: “señores Gobierno los hemos acompañado en estos tratados, pero necesitamos un alto en el camino. Necesitamos una moratoria por un período de cuatro años se puede negociar el período, pero que seamos firmes que podamos volcar la agenda, hacia el desarrollo industrial y los sectores vulnerables”, esto no obliga al Gobierno, pero creo que es una declaración política, que este Senado de la República merece hacer; porque siempre terminamos siendo como cuerpo, aquellos que somos los responsables de aprobar estos tratados.

Muchísimas gracias Presidente.