Plenaria 04 octubre de 2016

* Intervención 1

Muchas gracias, señor Presidente, después de haber escuchado múltiples argumentos frente a este debate, yo quisiera ilustrar unos puntos que sean tenidos en cuenta para la votación. El primero, es que no hemos escuchado con claridad, ¿cuál ha sido el sustento que ha tenido?, señor Ministro, que ha tenido el Ministerio de Comercio para hablar sobre la aplicación de tratados de libre comercio que fundamente las decisiones que se están presentando, porque es muy importante que el Gobierno deje claro que esto no es bajo ninguna circunstancia, una norma que nos obligue con ningún país, ni con ningún grupo de países.

Lo segundo, acá el Gobierno no pueden pasar olímpicamente sin hacer una exposición central de los argumentos del monopolio Constitucional que está sustentado en los tres pilares, en el pilar de producción, de distribución y de comercialización, porque se ha tratado de defender el prurito de la producción liberalizando los aspectos de distribución y comercialización, sabiendo que ese no fue el espíritu deliberante de la Constituyente del 91. Porque este trípode está soportado en que es una facultad del Estado con miras a la defensa de la salud pública poder limitar la comercialización y la distribución. Entonces al intentar romper ese trípode, se está violando flagrantemente ese monopolio constitucional y eso debe ser de plena conciencia de esta Corporación en el momento de votar.

Lo otro es que escuchando la excelente intervención del Senador Ospina, en materia de salud pública, que no nos venga a decir ahora que es que ahora el proyecto busca es reducir el consumo de alcohol, como se intentó insinuar hoy por parte del Ministerio de Hacienda cuando nunca lo hicieron a lo largo de la deliberación de los 18 meses anteriores, ese argumento vino a surgir por presentación nuestra en la Comisión Tercera de Senado y surgió porque sigue existiendo con este proyecto, un incentivo a más mercadeo y a más promoción de consumo de licor. Y si las externalidades que tiene la salud pública, no están financiadas, no están previstas, no están cuantificadas, lo que van a terminar generando para los departamentos es un costo adicional, en lugar de la ilusión óptica que se les ha vendido de mayor ingreso, porque aquí van a tener más egresos en materia de protección de salud pública.

Aquí se ha vendido también que la aproximación de eliminar la diferenciación por grados de alcohol, es óptima, no señor, la tendencia que hay en el mundo está en segmentar para que el consumo de menores grados de alcohol tenga muchísima más cabida que frente a licores que tiene mayor afectación en la salud pública, es más, en la deliberación que se dio en la Comisión Tercera de Senado surgió un argumento y es que el Gobierno dijo todo grado de alcohol es igual, pues si es igual, entonces, ¿para qué seguimos diferenciando con las cervezas y sobre todo con las cervezas importadas donde hay una gama que tiene más grados de alcohol que inclusive los vinos. Entonces, ¿eso por qué no se presenta en la discusión?

La segmentación por grado de alcohol tiene un principio en la salud pública y como se insinuó ayer, está siendo liderada en Chile, en Costa Rica y en México, y aquí la queremos es desmontar, sabiendo que eso le está quitando eficiencia a la diferenciación que hay y favoreciendo en la combinación con el tipo de impuesto a ciertos licores en detrimento de otros.

Particularmente quiero alertar esto a este plenario y por eso también dejamos una proposición acá, es que se nos dice que se está protegiendo el aguardiente, porque es un licor nacional y yo pregunto, y entonces, ¿por qué es tanta la preocupación del Gobierno cuando se habla del ron?, sabiendo que en muchas de las licoreras de este país los añejados son un patrimonio cultural por el procesamiento, por la tradición inclusive más antiguos que el mismo aguardiente.

Esa sí no se puede meter allí, porque claro, cuando miramos la tasa efectiva de tributación y nos damos cuenta de que el licor importado que más de 35 grados tiene un tratamiento tributario, total, más benigno que el del licor nacional de menos de 35 grados, viene la sospecha y la sospecha también está en lo que habló el Senador Robledo, de unas multinacionales que también han manifestado su interés de entrar al mercado del ron.

Entonces, si vamos a ser coherentes con el patrimonio y la propiedad intelectual, y la generación con valor, ¿porque la exclusión de la protección también al ron?, yo quiero dejar esa duda planteada para que cuando venga el debate del articulado también la consideren y en materia de la combinación tributaria, la combinación tributaria que tenemos acá, es muy clara, es perjudicial para la industria nacional, no la pública, la privada, que acá se ha tratado de menospreciar a lo largo de los debates en las producción de rones o en la producción de vinos. Inclusive ese famoso vino de consumo popular en las épocas decembrinas que muchas veces se pasa por alto, esa industria también genera empleos en el país y ha mejorado sus criterios de producción, sus metodologías, sus llegadas a los canales lícitos.

Entonces, si aquí no se van a discutir mecanismos para hablar sobre esos sectores, tengamos en cuenta que también van a ser perjudiciales. El Ministro minimizó el tema del licor de contrabando, diciendo que ya hay una Ley anticontrabando y que hay unas enunciaciones en el proyecto. ¿Cuál de esas enunciaciones son efectivas en un país donde el mercado de licor del contrabando es más del 37%?, ¿será que simplemente con declaraciones de buena voluntad se va a lograr eso?, es verdad, que si uno tuviera un mercado donde no hubiera ese sector del contrabando el aumentar el impuesto genera credibilidad para minimizar el consumo, pero cuando el consumo ilícito sumado entre el adulterado con el licor de contrabando es más del 70%, es lógico que un aumento de los impuestos genera más consumo por esa vía y agrava los ingresos de los departamentos, señores Senadores.

Entonces, antes de proceder con la sesión informal y después con la votación, quiero dejar absolutamente claro que se está violando ese principio del trípode, del monopolio y que con la combinación tributaria, más la eliminación de la gradualidad, le estamos dando incentivos al contrabando y al licor adulterado y cuando empiecen a flaquear las finanzas de los departamentos, esa responsabilidad va a recaer sobre cada uno de nosotros en el momento del votar.

Ustedes ya se han formado su criterio, pero me siento en la responsabilidad de dejar nuevamente esto en claridad porque no se nos pueden presentar ilusiones ópticas diciendo que se van a fortalecer los ingresos de los departamentos cuando en realidad los estamos debilitando por la vía de premiar o darle incentivos al contrabando sin tener los mecanismos para mitigar y sin estar previendo cuales van a ser los costos en la salud pública que va a generar un aumento generalizado en la promoción de licores y en la publicidad de los mismos, que la propia Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, han destacado como factores que induce a un consumo y que muchas veces termina golpeando a otras sectores de la población y a la juventud, cuando sabemos cómo están de debilitadas las finanzas de la salud en el país y por supuesto los propios hospitales departamentales.

Muchas gracias, señor Presidente.

 

 

 

* Intervención 2

Yo sugiero que además de la importante ilustración que nos va a dar el doctor Amylkar Acosta, en la sesión informal, también me parece importante que usted le dé la posibilidad a los sindicatos que están acá presentes para que hagan también una exposición breve y a otros actores, porque, si vamos a tener la película completa, me parece importante que a esas personas que están acá en el recinto también brevemente nos puedan dar su opinión.

Muchas gracias, señor Presidente.

 

 

 

* Intervención 3

Doctor Amylkar, una reflexión con esta pregunta, este proyecto desde el punto de vista de las finanzas de los departamentos, ¿qué asume?, ¿qué va a haber más consumo o que va a haber menos consumo?, esa es la primera que le quiero hacer.

La segunda, si hay más consumo, me imagino es que la apuesta es que el consumo sea legal, no ilegal y obviamente ese consumo legal está atado a las condiciones tributarias y a las condiciones efectivas de lucha contra el contrabando. Entonces, me gustaría saber ¿qué van a decir los departamentos sobre eso? Y la tercera, doctor Amylkar, es muy a la línea de los que dice la Senadora Susana Correa, el aumento del consumo en un país como Colombia, ¿tiene afectaciones inmediatas en materia de salud?

El año pasado la accidentalidad vial fue cerca de 15 mil accidentes en estado de abuso del alcohol, en motocicletas, en más de 18 mil y en accidentes vehiculares, más de 4 mil. Hubo alrededor de 32% de los homicidios cometidos en el país bajo la influencia del alcohol, todas esas externalidades que acarrean costos para los departamentos, ¿cómo las han modelado para que las expectativas de ingreso no se la coma la externalidad negativa? Gracias Presidente.

 

 

* Intervención 4

Bueno, la proposición del artículo primero que se refiere al objeto de la ley es para reivindicar el trípode del monopolio constitucional a la luz del artículo 336 especificando que es un monopolio de producción comercialización y distribución, hago esa precisión señor Presidente, porque solamente se está referenciando se le está dando prelación al concepto de arbitrio rentístico, con esto se está protegiendo el principio constitucional y las deliberaciones que están implícitas en las actas de las Constituyente del 91, gracias Presidente.

 

 

 

* Intervención 5

Yo sugiero lo siguiente de manera constructiva uno no pude utilizar casos extremos para desestimar el espíritu de la proposición es más yo les digo honorables Senadores usted mira el ejercicio del monopolio de licores en Canadá que es uno de los más antiguos del continente Senador Roy Barreras y ahí se habla siempre de producción, distribución y comercialización con fines de salud pública que son esenciales, dónde se vende el licor por supuesto que es una consideración a quién se les vende y los riesgos o me va decir Ministro que Canadá no se limita a la venta de licor al lado de las principales arterias viales, para minimizar la accidentalidad o el riesgo de consumir alcohol en lugares de influencia vehicular.

Lo que pasa es lo que no podemos es romper el criterio de que si hablamos de monopolio como excepción al régimen de libre competencia esa excepción tiene que basarse en los tres lineamientos que tiene el negocio que son la producción, la comercialización, la distribución es más en el párrafo que sigue usted habla de la introducción, entonces, ¡por Dios! seamos consecuentes estamos haciendo una proposición para construir, pero si ni siquiera en eso hay un espacio por lo menos de apertura para que el Gobierno acepte una concesión lógica y le damos dar solamente con arbitrio rentístico entonces, qué ejercicio estamos haciendo acá.

Aquí, el Senador Ospina hizo una presentación muy clara sobre el tema de salud pública y la comercialización y distribución son fundamentales para prevenir el abuso del alcohol que no esté expuesto a menores es que cuando usted dice voy a vender licor al lado de un parque, no es porque los niños vayan a consumir, pero para quitar la tentación de que cerca a lugares donde hay afluencia de público menor usted tenga la tentación de la venta de licor.

Yo, sí le digo Ministro, por favor tenga un poco de apertura a las proposiciones cuando son pensadas en el mayor interés público en el país, gracias Presidente.

 

 

 

* Intervención 6

Presidente, simplemente quiero dejar esta constancia entendiendo lo que ha sido presentado acá, en el caso de la cerveza ocurre algo similar en cuanto a las externalidades que tiene con el sector de tenderos en el país, es muy similar a lo que puede ocurrir inclusive con el impuesto de las bebidas azucaradas, por qué, porque, creemos que estamos introduciendo una medida mucho más transparente en materia tributaria y ese impuesto se traslada al consumidor final, entonces, ese impacto en la cadena de tenderos, puede tener efectos negativos en la economía que me parece que no fueron debidamente presentados.

Quiero dejar esas constancias, porque las implicaciones en esa cadena, así como ocurrió en México con la cadena de bebidas azucaradas que se quebraron 33.000 tenderos, puede tener ese mismo efecto en Colombia, toda vez que hay muchas tiendas rurales donde el mayor ingreso, lo reciben por la venta de ese producto, gracias Presidente.

 

 

 

* Intervención 7

Presidente, en mi condición de ponente, quiero hacer una reflexión también sobre esta materia, porque aquí se ha hablado de la progresividad, los países que han dado ejemplo en estas políticas, han hecho elementos de progresividad diferenciando rangos de precios, que perfectamente podría ser contemplado acá, hasta un valor pagando una tarifa, por encima de otro valor, otra, y se introduce una adicional al licor de lujo, eso inclusive tiene mayor impacto en materia de recaudo.

Yo planteé esto en la discusión en la Comisión Tercera, el Gobierno manifestó su apertura a mirarlo, yo quisiera proponer aquí en la plenaria que consideráramos un instrumento de esa naturaleza, porque así como se está manteniendo ahora el grado de alcohol, para todos, me parece que la diferenciación progresiva que la da el precio, también debería ser discriminada por rangos y no castigar a unos productos que simplemente porque tienen bajo nivel de alcohol y menor precio, terminan con una tasa efectiva de tributación más alta, gracias Presidente.

 

 

* Intervención 8

Esta proposición, señor Presidente, es fundamental porque quiero ilustrar a la plenaria sobre una realidad. Detrás de este proyecto hay obviamente intereses de mercado, intereses válidos, legítimos de muchas multinacionales, pero que nos invitan a hacer una reflexión.

Las multinacionales vienen detrás del mercado del ron nacional y aquí se ha establecido solamente una salvaguarda para el aguardiente y resulta que en el país hay producción de ron añejado, con identidad y origen, con sello de marca, con tradición, que no son muchas y por eso estoy proponiendo que la protección que se ha presentado para el aguardiente, también se pueda extender para el ron producido en el país. Eso le da legitimidad a la industria y a la tradición que también se tiene en esta producción. Gracias, señor Presidente.

 

 

* Intervención 9

Presidente, esta proposición lo que busca es primero reconocer que este proyecto de ley va a activar mayor consumo, y esa activación de mayor consumo tiene efectos negativos en la salud pública y esos efectos negativos les cuestan a los departamentos. Entonces lo que estamos solicitando es que las empresas hagan programas de prevención, tengan políticas de responsabilidad social frente a ese fenómeno y que un 10% del recaudo que tengamos del impuesto, se pueda destinar a esas campañas de atención, prevención del fenómeno del abuso del alcohol. Eso es consecuente con los efectos que estamos haciendo; porque si no está esos recursos van a generarle un vacío o un hueco a las arcas de los departamentos. Entonces lo que parece ilusorio que es mayor recaudo, se va a ir por la vía de los gastos de prevención y atención de los fenómenos derivados de consumo o del abuso del alcohol. Por eso Presidente yo creo que ya como está.

 

 

* Intervención 10

Yo propongo el 10 y creo que el Senador propone el 20.

 

 

* Intervención 11

Sí, yo creo que aquí lo que queda claro son para precisar, el Ministerio y los departamentos, van a diseñar la estrategia nacional para la creación y promoción de programas de prevención y tratamiento. Los productores e introductores de licores deben presentar un plan de responsabilidad social, que contenga estrategias para mitigar los efectos del abuso; y del recaudo un porcentaje no inferior al 10% derivado del impuesto al consumo de licor, inclusive Senador García, como dice que no puede ser inferior al 10, de pronto también le permite unirse con el suyo que lo tiene más alto. Simplemente no podrá ser menos del 10% es lo que de alguna manera está diciendo este artículo. Gracias Presidente.

 

 

 

* Intervención 12

No, ya está explicada Presidente yo lo que sugiero es que la coordinadora ponente oriente a la Plenaria sobre la proposición para cómo votar.

La proposición dice lo siguiente: el Ministerio de Salud y Protección Social y los departamentos diseñarán una estrategia nacional para la creación y promoción de programas para la prevención y tratamiento de las adicciones relacionadas con el consumo excesivo y la dependencia de los licores destilados, vinos, y aperitivos y demás.

Los productores e introductores de licores deberán presentar un plan de responsabilidad social que contenga estrategias para mitigar los efectos negativos producidos en el departamento por el consumo de los productos, y un porcentaje del recaudo no inferior al 10% derivado al impuesto al consumo de licores vinos y demás, se destinará para los fines indicados en el presente artículo. Gracias Presidente.

 

 

* Intervención 13

El Ministro está diciendo que como ya hay un recaudo con fines para salud y educación, entonces ya los recursos para la prevención y la atención de lo relacionado con mayor consumo ya está cubierto; eso no es cierto Ministro, eso no es cierto. Usted sabe la situación que tienen los departamentos y este proyecto está incentivando más promoción de licor. Más promoción de licores, más consumo y las externalidades no están mitigadas económicamente, estamos pidiendo que haya una destinación para mitigar esos efectos, eso es lo mínimo frente a los efectos negativos que ese exceso de consumo que se está generando con este proyecto, debe enfrentarlo la sociedad.

Yo le pido a la coordinadora que acompañó esta proposición cuando se presentó en la Comisión que oriente al plenario para someterlo a votación.