Comisión Tercera 26 mayo de 2015

* Intervención 1

Muchas gracias señor presidente, un gran saludo al Gerente del Banco al doctor Uribe, señores codirectores, los colegas. Yo quisiera empezar esta intervención haciendo una reflexión, por minutos y quizás a veces por ratos más prolongados pienso que los debates en Colombia terminan pareciéndose algunas situaciones literarias, William Shakespeare decía que nada es verdad, nada es mentira y todo depende del cristal con que se mira, después Calderón de la Barca uso el mismo término y después Ramón de Campoamor en distintas obras.

Entonces uno se preguntaría ante los indicadores económicos, si el problema es del cristal con que se mira o si por el contrario nos podemos poner de acuerdo en que, en esta realidad económica hay derecho a nuestras propias opiniones, pero no a nuestro propios hechos y digo esto porque estamos en medio de un debate como se lee Colombia ayer me vi Merry Linch un Banco de Inversión connotado, respetado, hacia unos pronósticos de crecimiento económico para este año del orden del 2%, advirtiendo que ese 2% se podía alcanzar se tomaban las medidas contra cíclicas necesarias es decir su pronóstico todavía es menos optimistas y hay otros que han cuestionado públicamente a quienes han vaticinado crecimientos inferiores al 3.5. Entonces quisiera dejar presente hay cuales son las reflexiones de fondo:

Primero: Se habla de la coyuntura y se alude a la coyuntura por la situación de precios internaciones del petróleo, también el Carbón, dos de nuestros principales productos de exportación y si la verdad es que ahí esta la explicación, pero la explicación también está por un especie de minero petróleo dependencia que tiene el país, que se ve reflejada en que sector tiene más del 35% de la inversión extranjera directa, que representa más del 50% de las exportaciones, que representa el 40% del mercado de divisas y entonces cuando se examina además el impacto fiscal del sector y nos damos cuenta que solamente el sector petrolero en los últimos años ha representado más del 18% del total de recaudo del impuesto de renta y que puede estar representando cerca del 11, 12% del total del recaudo nacional, vemos que esa dependencia es grande para un país que tristemente no es petrolero, un país que tiene reservas para seis años.

Y podríamos decir, esto es transitorio, esto se ve en los ajustes de los mercados internacionales del crudo, eso se debe a la gran proyección que ha tenido los Estados Unidos con su producción de no convencionales, pero la verdad y yo creo que hay ahí que hacer una reflexión de más largo plazo doctor José Darío, estaba revisando este resumen y obviamente el documento que produjo la VIPI que es la proyección del mercado energético global para el año 2035 y llama la atención que ya dicen lo siguiente:

Dicen que para el año 2021, es decir 6 años de hoy, Estados Unidos va hacer autosuficiente en su producción y en consumo petrolero y que puede estar exportando el 9% de su producción energética, ante ese escenario y viendo que Colombia es un país petróleo dependiente y cuyo principal mercado de exportación es los Estado Unidos habría que preguntarse si ya debemos pasar de la preocupación coyuntural a una preocupación más estructural y si debemos estar rezando todas las noche con una veladora a que se recupere los escenarios de precios o a que pensemos que si bien debemos aprovechar las bonanzas cuando existan debemos tomar decisiones mucho más estructurales.

Entre otras cosas, porque ahora voy a entrar a los efectos de los últimos años y ahí podríamos empezar ya a ver síntomas más complejos, la Senadora Guerra se refería a la situación comercial. En la situación comercial yo podría decir que me preocupa que el primer trimestre del 2015 las exportaciones hayan caído un 30%, claro la explicación natural es por supuesto que sí, si nuestro principal producto es petróleo y se cae y se cae el carbón también, ahí tiene el problema.

Pero se nos dijo también que la coyuntura que estábamos teniendo de devaluación iba hacer la oportunidad de oro para que despegara el sector industrial y el sector manufacturero, la verdad es que en el primer trimestre las exportaciones de manufactura cayeron 7%. Nos dicen que también era la gran oportunidad para el sector agrícola y si uno podría decir en el sector agrícola doctor Carlos Gustavo en el primer trimestre aumentaron las exportaciones un 14%, pero será que para ahí si vale la pena hablar del sector o estamos hablando solamente de flores, banano y café, distinto a hablar del sector como un todo.

Las exportaciones a nuestros mercados, ese sería el otro ingrediente para analizar, las exportaciones a los Estados Unidos cayeron 32% , a la Ladi cerca del 16%, a China 74%, entonces deberíamos también preguntarnos si hemos logrado dentro de esa petróleo dependencia diversificar nuestros mercados de exportación y nuestros productos a esos socios y la verdad es que no y quizás ahí necesitaríamos más luces vigorosas también del banco decirle al Gobierno Nacional mucho cuidado que fuera de haberse montado en un tren de gasto público en la época de la bonanza, la bonanza tampoco nos sirvió para alertarnos y empezar hacer una mayor diversificación de exportaciones.

Porque hay países que se pueden ajustar a esta coyuntura porque tienen grandes reservas petroleras y pueden jugar con el factor tiempo, nosotros no, porque no solamente somos dependientes del producto, sino también dependientes de la bonanza.

Inflación usted ha tocado con claridad el tema y ha dicho que hay un ajuste inflacionario que se da por la devaluación y yo creo que en parte allí habría una explicación, ustedes los expertos siempre hablan del Pass Through cuando se dan ese tipo de fenómenos, pero yo veo otras cosas que son más estructurales, y allí yo creo que hay un debate que sería importante dar y quizás escucharlos a ustedes.

En el 2014 Colombia importó alrededor de 1.600 millones de dólares en cereales y solamente exporto 21 millones, también nos damos cuenta que el IPC de cereales y también de productos de panadería estuvo por el orden del 13%, tenemos un pronunciado déficit comercial en materia de abonos e insumos y estamos viendo como por ejemplo en materia de alimentos para animales la situación de déficit comercial creció un 63% en el año 2014, el déficit de algodón también es enorme y si miramos el tema de legumbres, hortalizas y tubérculos, nos damos cuenta que además tuvimos un déficit comercial de más de 1.300 millones de dólares, entonces la pregunta que uno se debería hacer, ¿será que la situación de tipo de cambio incide en esto?, por supuesto que sí, porque estamos exportando estos productos ahora con una devaluación más pronunciada, ¿se podrán hacer ajustes en materia de esa demanda comercial, solamente producto de tipo de cambio?, ahí esta la pregunta doctor Carlos Gustavo, usted que conoce estos temas o será que ya tenemos también una tendencia que se viene pronunciando de demanda que no va a permitir que nuestra capacidad interna de suplir esos mercados se de, razón por la cual las presiones inflacionarias no van hacer tan transitorias como habíamos pensado.

Y ustedes dirán, tranquilo Senador que estamos dentro del rango, y digámoslo que hay algo de tranquilidad, la verdad es que uno tiene plena confianza en el compromiso de la Junta con mantener la meta de inflación, pero también la preocupación doctor Zarate es que inflaciones por encima del 4 no veíamos desde hace un buen rato, hace más o menos unos 6 años, en unas situaciones internacionales adversas, luego eso deben ser preocupaciones también de fondo.

Que otro fenómeno podría detonar esta situación pronunciada de déficit comercial, pues uno empezaría a pensar en la cuenta corriente, entonces podemos estar hablando de ya de déficit de cuenta corriente superiores al 6% este año, para muchos sectores del mercado, de colon estable de 6.4 y es uno de los más altos dentro de los países que tiene en su grupo de análisis y como se puede enfrentar esa situación de déficit de cuenta corriente, en la teoría nos diría tienen dos grandes mecanismos, la inversión extranjera directa, que no pareciera fuera el fenómeno a tener en cuenta porque es altamente dependiente del sector mineroenergético ahí se está sintiendo una caída importante.

Inversión de portafolio se nos dijo por parte del Ministerio de Hacienda que esa era la herramienta, la inversión de portafolio en el primer trimestre cayó un 60% y ya nos está diciendo J.P. Morgan le está diciendo a los mercados, vea no aumente su exposición con Colombia, moderémosla un poquito y eso teniendo en cuenta que ya habíamos tomado decisiones, discutibles o no para dar incentivos tributarios a esa inversión de Portafolio con respecto a lo que se pagaba de impuestos frente a la rentabilidad, que se podría pensar en inducir más, eso ya lo tendrá que discutir el Gobierno, pero no pareciera que esa inversión de Portafolio está teniendo las condiciones o la atracción necesaria para corregir luego el ajuste se tendrá que dar.

Con otro elemento a consideración, la confianza, la confianza del consumidor, la caída que vimos de la confianza del consumidor en el mes de marzo, es una de las pronunciadas de los últimos años, y la está complementando una caída también importante de la confianza industrial como lo dejo ver entre ver ya Fedesarrollo la semana pasada con su último reporte.


Que elemento detona esa desconfianza, podrían ser muchos, en el caso de la industria obviamente estamos hablando de tasas efectivas de tributación que son bastante disuasoras y que además se ven reflejadas en un país con una enorme inseguridad jurídica frente a los impuestos, porque un día dicen que hay estructural otro día que no hay estructural, un día dicen que lo van a postergar, otro día que no la van a postergar y obviamente cualquier tema relacionado con la confianza en el sistema tributario no es inmune a las discusiones fiscales, porque nos dicen: vamos a recortar gasto en el Plan de Desarrollo, dicen hace unos años que solamente podía haber seis millones de pesos para el metro de Bogotá y como por arte de magia ayer ya aparecen 13 billones más, después de haber anunciado ese recorte y después de haber dicho adicionalmente que había que enajenar muchos activos para sortear las necesidades fiscales de la Nación.

Y uno podría preguntarse allí que tan confiable o que tan desconfiable es la situación de la política fiscal, ya lo hemos dicho en este debate que el país venía con unos trenes de gasto público que estaban creciendo por encima del crecimiento del PIB, pero que además llegábamos al año 2015 con un hueco 12.4 billones en esta caída tan pronunciado a los precios internacionales del crudo, sin que se presentaran correcciones en materia de exprés de deuda, sin que se presentaran desfases en cálculos pensionales y además se le dijo a la opinión pública que tranquilo que esos impuestos que se iban a mantener con esta Reforma Tributaria iban hacer transitorios y que en el 10.018 empezaban ya su senda de despedida de manera rápida.

Pero cuando uno reflexiona sobre estos 3 billones del metro de Bogotá y todas estas promesas que se hacen es con billones, todo está yéndose hacia vigencias futuras y lo que uno se debería preguntar es si todo este tren de vigencias futuras como se ha venido acumulando en el año 2018 van a permitir que en efecto se dé el desmonte de esos impuestos que se anunciaron o si por el contrario se van a tener que sustituir o mantener en cuyo caso dada la dependencia en esas rentas que teníamos extraordinarias yo creo que el Banco de la República debería estar abriendo el ojo y cuestionando cual es la política fiscal de tras de todas estas vigencias futuras sobre las cuales se proponen grandes inversiones sin tener todavía resuelto la situación de dependencia en esas rentas extraordinarias.

Aquí se ha hablado también del tema laboral y claro, uno se puede poner feliz de ver esa tendencia en el empleo, pero yo creo que hay unos nubarrones que no son menores, ayer la OIT volvió a entregar su reporte de desempleo juvenil y seguimos teniendo unos de los desempleos juveniles más altos de la región en un país que en teoría debería estar aprovechando el bono demográfico y al no hacerlo no solamente esta ese problema de la fuerza laboral sino que también tiene repercusiones mucho más grandes sobre el futuro y la sostenibilidad del sistema pensional en el país.

Pero yo quería compartirles dos indicadores que me sorprendieron mucho, el desempleo en las 13 principales ciudades del país es del 10.6, lo que nos situaría donde está concentrada la mayor población del país, en estar bastante por encima del promedio de las economías con las cuales somos comparables en la región, pero mire eso tan grave la situación de desempleo para los que no tienen educación superior es del 8.3 y para los que tienen educación superior es del 10.3.

Y si miramos además el comportamiento de los salarios medidos por hora nos damos cuenta que en último año el salario de aquellos que no tienen educación superior puede haber tenido tendencias favorables, incrementales del orden del 10%, pero para quienes tiene educación superior ha caído 7.5%. Entonces debería llamar la atención y esto son partes de estudios que ha venido siendo el mismo Banco de la República que esa población calificada este estando en una situación de vulnerabilidad en materia del mercado laboral.

Yo cierro con la siguiente reflexión doctor Uribe, señores codirectores, hay que pasar de pronto del análisis de la coyuntura a la parte más estructural, primero saber ¿puede este país hablar de la industria como un gran ganadero ante la coyuntura cambiaria, la verdad yo creo que sería temerario decir que si, con la carga efectiva de tributación que tiene y sobre todo con que las exportaciones de valor agregado no llegan al 10% del total de exportaciones industriales en el país.

Podríamos estar hablando de un país que está viendo o tomando la lección de la coyuntura y decir: ¿debemos corregir nuestro petróleo dependencia y diversificar nuestros principales motores económicos?, no pareciera porque no hay una claridad sobre la política industrial por parte del Gobierno, podríamos empezar hablar de aprovechar los tratados con los principales bloquescomerciales para que la manufactura aumente su participación en las exportaciones, tampoco podríamos decirlo y además hay una situación factual, doctora Maiguasca la oficina de aprovechamiento del TLC con los Estados Unidos fue cerrada en el Ministerio de Comercio, se dice que hay una consolidación laboral, dios quiera que esa consolidación laboral vaya de la mano con una agenda de diversificación de las exportaciones y saber dónde vamos aprovechar las oportunidades.

Ahora vimos una coyuntura la semana pasada cerraron la fábrica de Cardbury Adams en Cali y hay algunos económicas que decían, pero ese es el ciclo natural del capitalismo, unas empresas crecen, se van, mueren y demás, pero lo que me llamo la atención es para donde se fue la fábrica de Cardbury Adams, se va a México y México al igual que nosotros está aprovechando esa expectativa del crecimiento de la economía de los Estados Unidos que es su principal socio comercial y donde hasta hace unos pocos años más del 70% de sus exportaciones estaban dirigidas, México ante la crisis del 2009 diversifico sus exportaciones al resto de América Latina y ahora que se empieza a recuperar la economía de los Estados Unidos ya está viendo los dos mercados consolidados.

Esas fábricas que se están yendo allá van aprovechar ese crecimiento y las ganancias en productividad para seguirle vendiendo a América Latina luego la competencia con México en materia industrial y de manufactura en el mercado americano va hacer feroz y no estamos preparados para dar y yo quisiera que por lo menos esas reflexiones también quedaran más allá del reporte coyuntural.

Yo creo que ahí, doctor Uribe, le hecho algunas de las reflexiones, yo sé que usted tiene el reporte, no me quise referir al detalle al reporte porque como usted bien lo dijo muchas de las cifras del reporte estaban armadas antes de que vinieran algunos fenómenos a los cuales me he referido, pero para esta Comisión es un orgullo y un honor escucharlos a ustedes y obviamente dentro de la prudencia que debe tener todo buen banquero central esperamos que usted nos ayuda a elevar sus voces de preocupación sobre la política fiscal y la carencia de política industrial y agro industrial ante esta situación cuando el Gobierno nos dice que la panacea vendrá por la corrección bancaria y la realidad nos muestra que no es un problema del color del cristal con se mira sino que tenemos derechos a nuestra propias opiniones, pero no a nuestros propios hechos, y los hechos no responden a la realidad que nos da el Gobierno, muchas gracias.

 

 

 

 

 

* Intervención 2

 

Gracias Presidente. Discúlpeme, pero dado que el señor Viceministro, porque tengo gran aprecio y respeto se refirió a mí en varias ocasiones, quisiera poder manifestar algunos puntos.

El primero simplemente para ponernos de acuerdo de que estuvimos escuchando la misma reunión, yo hasta ahora no escuché a nadie decir que aquí no se hizo nada, ni que el Banco de la República hizo nada, por lo menos ninguno de los trece lo dijo, pero déjeme y yo le planteó unas preocupaciones a todos los participantes en este debate Presidente.

¿Era predecible o todo es una gran sorpresa con respecto a lo que ha pasado con las materias primas? Yo recuerdo estudios del Banco de la República donde se hablaba de la ciclicidad de los booms o bonanzas de materias primas y el mundo los ha visto, pero varias veces, de hecho estas bonanzas de materias primas cuando se han presentado han sido de ciclos cortos, lo que hemos vivido en los últimos años es una bonanza de ciclos largos de las materias primas y eso no debería haber tomado por sorpresa a nadie que esté haciendo una evaluación permanente de las circunstancias de la economía global y sobre todo de los países emergentes altamente dependiente en esas materias primas, por eso doctor José Darío, su equipo técnico ha compartido varias veces esas gráficas del comportamiento de la ciclicidad.

Entonces Colombia en los últimos doce años se encontró sí, con una situación de precios de las materias primas buenos, de decisiones de política pública para aumentar la producción y de liquidez en los mercados internacionales que nos favorecieron, pero sorpresa no puede ser y entonces la pregunta es, sabiendo que no es sorpresa, sabiendo que nosotros no tenemos además grandes reservas en el tiempo, cuál ha debido ser la actitud de la Política Pública, si debería ser una discusión, porque ahí sí, si es un ciclo extraordinario para un país con poca reservas, la decisión es si tomamos las decisiones fiscales correspondientes, si ahorramos y nos preparamos para las vacas flacas, o si por el contrario nos creímos el cuento de la gran bonanza permanente, porque un país que tiene reservas para veinte o treinta años, pues digámoslo que tiene más margen de maniobra.

Entonces se pregunta uno, ¿la Reforma que se hizo de las Regalías, fue pensando en una bonanza temporal? No, se hizo una reforma de las finanzas territoriales, para mejorar las regalías, pensando que estos ingresos iban a ser permanentes, y hoy está tomando por sorpresa a los Entes Territoriales.

La Regla Fiscal, la defendemos, la aplaudimos, la reconocemos como gran instrumento de Política Pública, pero la Regla Fiscal también se pensó en un momento dado para acelerar ese paso al grado de inversión, con todo y que Colombia para esas épocas estaba fondeando inclusive a mejores tasas que países que ya tenían grado de inversión, pero se quería dar esa señal adicional, la pregunta también es si esa Regla Fiscal fue pensada en función de una bonanza permanente en materia de ese ingreso extraordinario mineroenergético, puede ser, puede ser, pero que si era necesario y perentorio que tuviéramos esa herramienta, para que únicamente a través de ella generáramos la confianza, tampoco es cierto, mejoró y yo no desconozco el instrumento, pero también esa rigideces y muchas veces las decisiones estaban basadas en que sí, sí teníamos reservas para seis años, pero estaba la gran expectativa de aumentar la acumulación de reservas y no fue tal, y por eso también se pregunta uno si la calidad del Gasto Público por esa bonanza ocurrió, yo lo veo por ejemplo en el debate de la capitalización de la Financiera de Desarrollo Nacional que hoy se nos vende con la gran estatalidadde la infraestructura, que sorpresa no haber visto nunca en materia de política de Gasto Público, pensar en capitalizar la vía presupuesto o aprovechar las grandes bonanzas de ingresos de Ecopetrol, de las utilidades de Ecopetrol, para generar la capitalización con esas externalidades que hoy se nos vende, pero ya cuando nos quedamos sin nada, entonces tenemos qué enajenamos para poder cumplir ese propósito, pero nunca fue estratégico.

Y la otra cosa, Chile y Perú, si claro, ellos son dependientes de materias primas, claro que también están enfrentando las mismas vicisitudes, pero ahorraron, y supieron tener las herramientas contra cíclicas listas, hoy a mí que me preocupan? Que entonces el Banco de la República ya ante las tempestades ya hay vocecitas que dicen, oiga por favor, pensemos en el momento dado en bajar las tasas de interés para ver si se reactiva la economía, como si el Banco de la República no hubiera agotado ya esa herramienta contra cíclica en los últimos dos o tres años, cuando el país lo necesitaba y el Gobierno también empezó a girar en la contra ciclicidad en el 2012 y en el 2013, con el PIPE, hoy la pregunta es, s¿i tenemos mejores herramientas contra cíclicas que las que tienen Perú y Chile ante las mismas circunstancias?, en capacidad de gasto, en reactivación económica, entonces yo no dejaría ese tema tan al garete.

Y creo también que ahí hay una discusión que también es importante para el Gobierno, y eso antes de escucharlo a usted doctor Jota, es el tema de la política fiscal, lo que nosotros hemos cuestionado es y yo entiendo que la política siempre ha sido de un respeto mutuo, donde el Banco de la República no interviene en la cocina fiscal del Gobierno, nunca llega con recetas, con cucharas, con ollas, con ningún implemento para tratar de mejorar la cocción y que obviamente el acuerdo es que por favor tampoco vaya el Gobierno a entrar a la cocina de la política monetaria, pero la verdad es que las dos van entrelazadas, una mala política de gasto público, un crecimiento insostenible del Gasto Público, un crecimiento no focalizado de donde el Gasto Público, puede generar externalidades de carácter permanente, lo que hace es poner presión sobre la Política Monetaria y es allí donde tenemos también las preocupaciones y donde queremos que el Banco de la República sea más vocal, por el bien del país y aplaudiendo su independencia, que nos digan dónde está viendo los nubarrones negros en la Política Fiscal, que ya las direcciones de estudio del Banco de la República han empezado a darnos luces. Muchas gracias.

 

 

 

 

* Intervención 3

Es que ya está prolongada la hora. Algunas observaciones a ver. Sistema de Regalías, claro, faltaba más que no fuéramos a tener algo de ahorro, sobre el Sistema de Regalías, el tema es que ha dejado el Sistema de Regalías en esto años de bonanza, de grandes obras de carácter transcendental para las regiones tanto productoras como no productoras, o si lo que hicimos fue una microrepartición de los recursos, entre otras cosas porque yo veo por ejemplo la experiencia de Ecuador, discutible o no, pero Ecuador hizo una política de uso de las Regalías, que las enfocó a infraestructura vial y a educación y los resultados son palpables, visibles en un periodo casi similar al colombiano, pero eso será parte de la evaluación que haga la historia sobre el Sistema, de hecho los fondos de ciencia y tecnología, que fue pensando para agregar valor, con una ejecución que no llega todavía al 6%, ya después de varios años, o el Fondo de Desarrollo Regional también con una lánguida ejecución, esa también será una discusión que haga la historia sobre el uso de esos recursos,

En cuanto a la Regla, si yo creo que la Convención Independiente, tiene la inmensa credibilidad, pero también hay que reconocer una cosa, donde estaba la inteligencia de mercados, por decir algo en materia de la Empresa Nacional de Petróleos, porque para nadie era una mentira que Estados Unidos, venía desarrollando los no convencionales, y que la apuesta certificada por la Agencia de Energía de los Estados Unidos, decía que la meta era pasar de cinco millones de barriles a casi seis millones de barriles diarios, a diez antes de cinco años, y el fenómeno se estaba viendo aceleradamente, que si eso podía decirnos a nosotros con certeza, si el precio iba a estar en esto o en esto, no, quizás no, pero que era inminente que se iba a genera un choque de oferta, eso estaba en las mesas de todo el mundo, claro lo que nadie esperaba era que el pulso fuera comprado por la OPEP, para seguir presionado a ver hasta cuando aguantaba quien en su ritmo de producción y con sus costos de producción, pero también decir que esto pues así ha sido la gran sorpresa, pues me parece que no, de hecho inclusive cuando Hernando José Gómez, Jonathan Malagón, hicieron estudios para el PNUD, donde hablaban de escenarios para Colombia de sesenta dólares y yo recuerdo doctor Uribe, que la gente nos miraba como a los tres chiflados o lo que eran dos, pensaban que eso era demencial, pues no, no fue tan demencial, esos son los escenarios por los que estamos trabajando ahora.

Una pregunta que quería hacerle doctor Uribe, muy respetuosamente es esto, yo he estado revisando el índice de seguimiento a la economía del DANE y digamos lo que el índice de alguna manera le va diciendo a uno un poquitico, cómo se va a comportar el PIB y prácticamente comparando desde el año 2010 hasta el año 2014, yo encuentro que el Índice de Seguimiento a la Economía ha cerrado a final del año con diferencias muy tenues frente a lo que es el crecimiento del PIB, este año es el peor arranque del índice de seguimiento a la economía en el primer trimestre, no tenemos antecedentes en los últimos cuatro años, de ningún crecimiento inferior, o bueno en el 2012, solamente dos trimestres inferiores al 3%, la pregunta es, todos estos primeros trimestres han tenido buenos arranques, buenos empujes, cómo lee usted ese indicador y qué nos puede empezar a anticipar para el cierre de este primer semestre?

Muchísimas gracias Presidente.