Plenaria 4 mayo de 2015

* Intervención 1

Perdóneme Presidenta y apreciados colegas pero aquí estamos discutiendo el Plan de Desarrollo del país y no puede ser que no esté presente en la sala ni el Director de Planeación, ni el Ministro de Hacienda, entonces, le pido el favor que los haga llamar.

 

 

 

* Intervención 2

Muchas gracias señor Presidente. En 1958 cuando el Presidente Alberto Lleras instituyó en Colombia la figura de los planes de desarrollo, pensó en este instrumento como una brújula de las políticas públicas, como un concepto orientador, capaz de articular todos los ejes estratégicos de las políticas públicas para producir resultados, los cuales debían ser evaluados y debían darle al país la posibilidad de construir políticas de Estado que transcendieran el ciclo presidencial. Después, la Constitución de 1991 les dio a los planes de desarrollo la capacidad de convertirse en la expresión más pura del voto programático y que quedara consignado en ellos lo que los Gobiernos les habían prometido a los ciudadanos y lo que debían cumplir.

Por eso, es bien importante tener en cuenta que lo que estamos discutiendo acá no es el Plan de Desarrollo de un Gobierno nuevo sino el segundo mandato de un Gobierno, y como lo ha dicho el doctor Santiago Montenegro, que es presidente también del Consejo de Nacional de Planeación y que ha sido consultado en este proceso, le duele al Consejo Nacional de Planeación que en la estructuración de este Plan no se haya hecho una evaluación minuciosa de qué ocurrió con el primer Plan. Porque teníamos cinco locomotoras que habían sido vendidas como las grandes promesas de la administración y, óigase muy bien, los instrumentos de medición que tiene el Departamento Nacional de Planeación a través del programa Sinergia nos muestran no solamente que estas locomotoras tuvieron varios maquinistas ¿lo cual muestra la falta de permanencia en el cargo de quienes orientan esas políticas públicas¿, sino que la locomotora de la infraestructura apenas cumplió el 66% de las metas, o de la minería el 67%, o la de ciencia y tecnología no alcanzó las metas fijadas.

Ahí, es bien importante decir que, si no conocemos bien cuál fue la asignación recursos, cómo quedaron inconclusas muchas de estas obras, no podríamos saber si lo que se está vendiendo de este plan es una realidad o simplemente son conceptos efímeros. Los avances en infraestructura son dicientes y yo dejaré el documento para que sea consultado por todos ustedes, pero en ciencia y tecnología por ejemplo, que se había tratado de nivelar a Colombia con los demás países de América Latina en el 2.3% de meta aspiracional como porcentaje del PIB, apenas llegaremos al 0.9 con los que se hizo en los primeros cuatro años.

Lo otro es que el Plan Plurianual de Inversiones debería reflejar con rigor lo que es el documento de bases y casi que hubiera un matrimonio entre el discurso, la lírica y el recurso disponible. Pero la verdad, en un país que viene siendo afectado por la situación de la industria, el debilitamiento industrial, solamente el 1.2% del presupuesto del Plan de Desarrollo va a ser destinado a transformación productiva. Cuando hablamos de formalización de empleo, yo he escuchado muchas de las intervenciones que se han hablado acá, y en aseguramiento apenas el 0.03% de los recursos va a ser destinado a esos programas.

Y ¡oh sorpresa!, en lo que tiene que ver con el programa de formalización del campo, en la reducción de la pobreza rural y la expansión de la clase media apenas vamos a tener el 0.7% de los recursos del Plan. Y lo más triste aún, en las áreas que están hoy más golpeadas por la asfixia tributaria, por las caídas en la inversión, por la incertidumbre, estamos esperando que sea el sector privado el que traiga el flotador salvador. En el sector rural esperamos que el 72% del financiamiento de esa estrategia provenga del sector privado; en competitividad esperamos que el 64% venga del sector privado y en ciencia y tecnología del 74%, como si no estuviéramos viendo las distintas dificultades que hay en logística, costos de energía, contrabando, asfixia tributaria que tiene el sector privado.

Y lo más sorprendente aún, este Plan es 11% más grande en recursos que el Plan anterior y esperamos que la Nación aumente su financiamiento en un 34%, que el Sistema General de Participaciones lo haga en un 19%, que las entidades territoriales lo hagan en un 6%, como si no estuvieran viéndose afectadas por la caídas de las rentas minero-energéticas.

El tercer reparo que le vemos nosotros a este Plan tiene que ver con la presencia de lo que hemos denominado “orangutanes con sacolevas”, que son reformas a las leyes que se introducen en el Plan para evitar un ciclo de discusión abierto y participativo como lo ameritan las reformas legislativas en este Congreso y casi que se ha convertido en un esguince aprovechando los tiempos perentorios que se tiene para la discusión. ¿Cómo puede ser que este país reforme el Código Minero en noventa días, cuando se están tocando ahí temas neurálgicos que debieron haber sido consultados con las comunidades y que no se hicieron a cabalidad, porque lo único que hubo acá es la socialización de un documento de bases?; ¿cómo podemos hablar de algunos casos de fondos parafiscales, que en los derogatorios lo que se está tratando es de una sanción a algunos de los gremios o ponerles el temor del Gobierno a los gremios para que no puedan pronunciarse con libertad? Los impuestos locales, los costos de energía, la venta de Isagén, que me dicen también de lo que se está haciendo en materia de subsidios. Y lo que sería ya no un orangután sino King Kong, ahora lo que nos tratan de vender es que la reforma a las industrias creativas y la promoción de las industrias creativas es la reducción de la cuota de pantalla, como si este país no hubiera sido soberano cuando firmó el TLC e introdujo la reserva cultural para apoyar las industrias creativas nacionales. Eso no debería estar en el Plan de Desarrollo y si se va a tramitar que se tramite como una ley para que integralmente se apoye el sector creativo colombiano que, según el DANE, ya está superando el 2.5 PIB y según la OMPI el 3% del PIB.

El cuarto reparo que le hacemos a esta reforma tiene que ver con el débil aprecio y abandono quizás que se le da al desarrollo industrial y también al sector agropecuario. En esta administración entre el año 2010 y el año 2014, hemos visto cómo la industria y su participación en el PIB pasó del 13 al 11%, vemos cómo la producción industrial sufre cada día más y preocupantemente vemos que solamente el 10% de nuestras exportaciones tienen algo de valor agregado tecnológico. ¿Cómo podemos esperar que este Plan de Desarrollo sea una respuesta para la industria, cuando estos temas son tangencialmente tratados?

Lo otro tiene que ver con el campo. La gran mayoría de recursos para competitividad tendrán que provenir del sector privado para ciencia y tecnología, y en el capítulo que se llama minería sostenible para el campo, apenas estamos esperando que el sector privado financie el 77%. Esto no puede ser serio en un país que necesita más inversión en el sector rural, que necesita corregir la provisión de bienes públicos y, como ya lo dije antes, la asfixia tributaria lo único que está haciendo es espantando la inversión estratégica en esos sectores.

El quinto y último reparo apreciados colegas tiene que ver con los tres pilares que tiene este Plan de Desarrollo. Empecemos por la paz. Se ha vendido que este será el Plan de Desarrollo por la paz y miren que los mecanismos de transición hacia la paz como un rubro del Plan de Desarrollo apenas tiene el 0.2% de los recursos. Lo que se denomina protección de los derechos humanos apenas el 0.2% de los recursos, y lo que podríamos llamar las garantías a las víctimas para su reparación y atención apenas llegan al 1.2% del presupuesto del Plan de Desarrollo. Hablamos de equidad y no estamos tratando el tema de la Reforma Pensional y de los vacíos que hay para las personas mayores de 60 años, que representan para Colombia ser el país con el mayor nivel de concentración de pobreza en mayores de 60 años en el país. En un país que tiene hoy 5 millones de personas mayores de 60 años y que (sin sonido) tendrá en el 2050, 15 millones de mayores adultos.

Entonces, apreciados colegas, ¿será que con estos reparos podemos estar hablando de un Plan y de una agenda de desarrollo? Esto no es Plan ni tampoco es de Desarrollo. Tenemos un producto confeccionado, deshilvanado entre el discurso y el recurso, tenemos además, un divorcio entre el documento de bases, el Plan Plurianual y el articulado, y estamos convirtiendo el articulado de este Plan en un instrumento para ultrajar la responsabilidad que tiene el Congreso de conocer las materias en detalle. Por eso, el Centro Democrático presenta estas objeciones e invita, señor Presidente, como lo han propuesto otros miembros de otras bancadas, que tengamos una discusión detallada del articulado artículo por artículo.

Muchísimas gracias.

 

 

 

* Intervención 3

Muchas gracias señor Presidente, yo aprovecho señor Ministro para tocar 3 artículos a los cuales usted se refirió, usted se refirió al artículo 15, en una parte al Fontur, después en el artículo 206 y artículo 207. Apreciados Senadores, yo creo que es importante hacerse una pregunta acá y es, este artículo nuevo o esos artículos nuevos relacionados con el Fontur, son otra especie de orangutanes que aparecen y modifican normas, y nadie ha explicado por qué, si adicionalmente no está mencionado en el documento de base.

Tres preguntas: La primera se está modificando en el artículo 206 la estructura del comité directivo del Fontur, se está diciendo ahora que por Decreto, óigase bien, por decreto sin explicar cuál debe ser su composición, va el Gobierno a definir quiénes son los que administran el fondo. Y después, ya el Ministerio se toma la atribución de apropiarse de los recursos y solamente si lo considera podrá entregarle los recursos al Fontur, y si lo miramos con el artículo 15, lo que estamos viendo ahí también es la posibilidad que esos recursos se utilicen para los temas de pasivos pensionales.

Entonces, señor Ministro la pregunta es, por favor explíquenos ¿de dónde salió ese artículo?, ¿cuál es la posición del Ministerio?, ¿por qué estamos haciendo esta modificación normativa?, ¿por qué no tiene ninguna presencia en las bases?, y ¿cuál es la sospecha que tiene el Ministerio de Comercio frente al Fontur?, porque no entendemos por qué por la puerta de atrás se está haciendo ese cambio normativo.

Muchas gracias.

 

 

* Intervención 4

Yo simplemente quisiera dejar aquí una constancia para la discusión del artículo 206, señor Presidente, y es que aquí lo que se está haciendo de alguna manera, yo entiendo su explicación con respecto al artículo 15. Pero que quede claro que la modificación del 206 y del 207, lo que está buscando es que el Ministerio directamente le meta la mano al Fontur y utilice esos recursos para cubrir lo que está en el artículo 15.

Y quisiera que ese tema se discuta a fondo en el artículo 206, porque se está modificando una Ley para permitir ese uso de recursos del Fontur, sin decirle al país cuál va a ser la designación de ese Comité Directivo y los montos de recursos.

 

 

 

* Intervención 5

Presidente, simplemente para ordenar el tema como usted lo estaba sugiriendo, la solicitud que amablemente queremos hacer es que el artículo 15, el 206 y el 207 se discutan como un paquete sobre el Fontur, para no tener eso separado y perder la ilación sobre la designación del comité, los recursos y la utilización de esos recursos para cubrir pasivo pensional. Muchas gracias.