Naranja y tecnología

Internet tiene prácticamente 3.700 millones de visitantes activos y la economía que detona se ve expresada en más de 8.000 millones de dólares de ventas digitales de música cada año, sin mencionar los 18.000 millones que mueve el mercado de inteligencia artificial.

Vivimos en un mundo donde el poder de la cultura, sumado a la capacidad de la tecnología para volver los contenidos exponenciales, está transformando nuestra sociedad. Este mes la canción de Luis Fonsi, Despacito, se convirtió en la más descargada de la historia, alcanzando más de 3.000 millones de reproducciones algo que, hasta hace muy poco, tomaba muchísimo tiempo, además de un largo proceso de comercialización y mercadeo. La velocidad a la que se mueve la tecnología hace que hoy internet sea cada vea más el lugar donde los contenidos culturales se comparten, diseminan y alcanzan a través de dispositivos móviles la conciencia y el gusto de miles de millones de personas.

Internet tiene prácticamente 3.700 millones de visitantes activos y la economía que detona se ve expresada en más de 8.000 millones de dólares de ventas digitales de música cada año, sin mencionar los 18.000 millones que mueve el mercado de inteligencia artificial.

Velocidad y contenidos, propiedad intelectual y tecnología, son también la principal causa para que el mercado de aplicaciones móviles pueda llegar a mover 77.000 millones de dólares al año y que se calcule que los servicios de Cloud superen en los próximos años el umbral de los 247.000 millones de dólares, conectándose con un entorno de mercadeo digital que se traduce en ventas electrónicas que superarán anualmente 2,3 trillones de dólares, superior al PIB de Brasil o de México.

El mundo de los contenidos, donde la cultura y la propiedad intelectual juegan un papel fundamental, se está convirtiendo en el más importante factor de nuestra era. Mientras las exportaciones movilizadas en barco crecen a un promedio de tres o cuatro por ciento, cada año, los cables submarinos que transportan datos crecen en más de un cincuenta. Como diría alguien, en un día sin internet un país puede perder cerca de 23 millones de dólares por cada diez millones de habitantes.

Si este es el mundo en el que nos movemos, qué podemos hacer para jugar en grande. El deber nuestro es crear las condiciones para que el talento que tenemos sea fuente de capital humano. Colombia tiene que apostarle hoy a los fondos de capital emprendedor orientados a estos sectores, debe ser mucho más flexible en permitir que plataformas de Crowdfunding crezcan en el país y que haya una agenda para pequeños exportadores de servicios, facilitándole su integración con los mercados internacionales, con menos trámites y herramientas para que nuestros creativos puedan conutrirse, coproteger y cocrear con otros creativos en otras latitudes.

La Economía Naranja representa en Colombia en aporte al PIB más que el café y la minería. Pero necesita también integrarse con lo digital, debemos pensar en un régimen de exenciones tributarias agresivo para que vengan inversiones en Big Data, inteligencia artificial, el internet de las cosas y, por esa vía, abrirle oportunidades a quienes quieren entrar en carreras y servicios digitales.

Colombia cuenta hoy con la Ley Naranja, un vehículo para ordenar las políticas públicas y apostarle a este sector como una de las nuevas fuentes de desarrollo económico y social. Si esa Ley se implementa de la mano con una mayor amplitud de incentivos y disminución regulatoria, donde la tecnología sea el gran acelerador del talento, no tengo duda de que podremos dar un gran salto cualitativo. Esta es la apuesta que debemos tener como país.

*Precandidato Presidencial del Centro Democrático.


1 Comentario

Please check your e-mail for a link to activate your account.
Your Website Title

Posted by Facebook
<
>
Próximos eventos
DIC
15
Maratón Democratica - Cali
Ver más
DIC
15
Maratón Democratica - Buga
Ver más
DIC
15
Maratón Democratica - Tulua
Ver más
DIC
15
Maratón Democratica - Cartago
Ver más
DIC
06
Rueda de Prensa - #ElPartidoDeLaEsperanza
Ver más