Presupuesto es monumento al derroche: SN Duque

Criticó proyecto presupuestal y reforma tributaria. Cree que se mimetiza una ley de financiamiento.

El senador Iván Duque (Centro Democrático) es uno de los miembros del uribismo que más saben de temas financieros. Para él, la desfinanciación que tiene el proyecto de presupuesto será una carga que deberán asumir los contribuyentes.
En lo que tiene que ver con la reforma tributaria, Duque considera que, con ese proyecto, lo que se está haciendo es mimetizar una ley de financiamiento.

¿Cuáles son sus observaciones al proyecto del presupuesto?

El presupuesto es un monumento al derroche porque el proyecto está desfinanciado en 12,5 billones de pesos, lo que implica prácticamente que esa carga la van a tener que pagar los contribuyentes. Además, atenta contra sectores que son necesarios para el país, pero que tienen una reducción de su presupuesto, como es el caso del medioambiente, comunicaciones y justicia. Pero era algo que se veía venir, pues el Gobierno tenía que sacar de algún lado esos 12.5 billones de pesos. El punto es que, en el marco fiscal de mediano plazo, que es la brújula de las finanzas públicas, se le decía adiós al impuesto al patrimonio para el mes de diciembre del 2014 y le decía un adiós gradual al 4 x 1.000. Pero ahora dicen que los necesitan para las finanzas públicas.

¿Y qué pasa con el gasto público?

El marco fiscal dice que el gasto público entre el 2014 y el 2019 va a pasar de 2,9 por ciento del PIB al 2, es decir, la inversión pública en los próximos años va a tener una tendencia decreciente; dice que la producción petrolera será de un millón de barriles diarios que se pagarán a 100 dólares por barril. Qué cambió: el gasto público está marcando mucho más que eso y faltan las promesas de campaña que no están reflejadas ni en el presupuesto ni en la reforma tributaria. Y segundo, el precio del petróleo está cayendo a 91 dólares, y por cada dólar que cae la Nación deja de recibir cerca de 350.000 millones de pesos al año.

¿Pero cuál es su preocupación?

Hoy Colombia tiene una regla fiscal. Eso lo que significa es que hay que bajar el endeudamiento, hay que reducir el déficit. Entonces, cada gasto nuevo grande tiene que venir con impuesto. Eso es lo que me preocupa, porque antes de determinar el gasto tengo que saber con qué impuestos se va a financiar, porque una carga tributaria asfixia, atenta contra el ahorro y la asignación de empleo, contra la inversión, y creo que ese debate se da por un buen término.

¿Cuál es la postura suya frente a la reforma tributaria?

Hay varias cosas. Primero, el Gobierno esta mimetizando en una ley de financiamiento una reforma tributaria para decirlo claramente. El desfinanciamiento es para una vigencia y el Gobierno lo que ha debido presentar es una ley de financiamiento para una vigencia. Segundo, el Ejecutivo está creando una sobretasa del impuesto del Cree para recaudar $ 2,5 billones. Uno se pregunta: ¿no será injusto que el Gobierno hable de ahorro y ese ahorro no se vea representado en el monto del presupuesto? Y lo otro: el Gobierno está eliminando la devolución de los dos puntos del IVA para las compras con tarjetas débito y crédito y lo hace para recaudar 400.000 millones de pesos, cuando en los últimos dos años se han gastado 2,3 billones en publicidad y eventos.

Creo que la política tributaria no puede estar disociada de la visión de Estado; el tipo de sistema tributario tiene que encajar y tiene que coincidir con la visión de Estado.

16 oct. 2014
El Tiempo
Bogotá, Colombia
Edición: Digital