Respuesta a Iván Duque

Respuesta a Iván Duque

Muy apreciado candidato:

La victoria del ‘No’, proceso político en el que fuimos voceros del Centro Democrático, conjuntamente con Óscar Iván Zuluaga, dio lugar al nacimiento de una realidad inocultable. A pesar de los pronósticos, todos ellos favorables al triunfo del ‘Sí’, y de la cantidad de recursos que se dedicaron a fabricar una verdad de opinión inexistente, tal como lo dictaminó el veredicto popular, los electores se expresaron, mayoritariamente, contra el acuerdo Santos-‘Timochenko’.

Sin embargo, el Gobierno, en lugar de reconocer semejante dictamen del pueblo, se dedicó a la tarea de imponer, acudiendo a variadas argucias constitucionales y legales, aquello que el constituyente primario derrotó en las urnas. Calculó mal el presidente, y le hizo un inmenso daño a la nación. Supuso que con magia jurídica lograría convertir en realidad, ampliamente aceptada, lo que ya había sido rechazado por los votantes. Eso creyó. ¡Pues, se equivocó, y de qué manera!

Es tan fuerte el malestar de millones de colombianos, amantes de la paz, con puntos de lo acordado, por cuanto representan claudicaciones inaceptables, que dicho sentimiento se convirtió en la razón de ser de una oposición política propositiva y creciente. El lugar de encuentro de esas visiones será la alianza para reconstruir a Colombia. Por tal razón, y teniendo en cuenta la heterogeneidad de las fuerzas, protagonistas y ciudadanos que harán parte de ese gran movimiento, cuyo carácter incluyente es indispensable para garantizar el triunfo, resulta necesario un acuerdo básico sobre el programa que se le presentará a la ciudadanía.

Hace bien, pues, usted en proponerlo, cuando plantea la creación de una mesa paralela a fin de construir un “pacto por Colombia”. Todo parte, desde luego, de las coincidencias que se tuvieron durante la campaña del plebiscito. Pero, las urgencias de la nación requieren claridad acerca de las posiciones de la alianza sobre muchos otros temas que son de interés para los colombianos.Se trata de ganar, gracias al mandato inobjetable de una mayoría contundente.Esa propuesta programática es la que deberá explicar y defender el candidato de la mencionada alianza.

Y para que lo haga con inmensa legitimidad, el procedimiento mediante el cual se escoja debe ser fruto del consenso, por supuesto, pero, además, democrático y participativo.Estas consideraciones se hacen sobre la base de que el mejor mecanismo es el que se acuerde, claro está.Sin embargo, uno de sus efectos tiene que ser el de conseguir que quien logre la nominación emerja con mayor fuerza política. En este orden de ideas, lo mejor sería una consulta democrática amplia. Al final, no obstante, deberá prevalecer el consenso.

Entendimiento pleno, entonces, primero, sobre lo que da origen a la alianza, es decir, las coincidencias en el plebiscito; segundo, acerca del programa en su integridad, y, tercero, con respecto a lo mecánico, en el entendido de que los dos últimos puntos deben edificarse de manera paralela. 

El anterior sería un buen camino, pues creo, como usted, que los colombianos están pendientes de las soluciones a sus problemas.Poco les importa, a decir verdad, aquello de la cosa política.

Saludo cordial.


1 Comentario

Please check your e-mail for a link to activate your account.
Your Website Title

Posted by Facebook
<
>
Próximos eventos
DIC
26
#DuqueContesta
Ver más
DIC
15
Maratón Democratica - Cali
Ver más
DIC
15
Maratón Democratica - Buga
Ver más
DIC
15
Maratón Democratica - Tulua
Ver más
DIC
15
Maratón Democratica - Cartago
Ver más